NORDETTE®

WYETH

Etinilestradiol
Levonorgestrel

Aparato Genito-Urinario : Anticonceptivos Anovulatorios

Composición: Cada gragea contiene: Levonorgestrel 150 mcg y Etinilestradiol 30 mcg. Excipientes: Lactosa Monohidrato, Almidón de Maíz, Povidona K 25, talco; Estearato de Magnesio; Sacarosa; Povidona K-90, Carbonato de Calcio, Cera Blanca, Cera Carnauba.
Indicaciones: Prevención del embarazo.
Posología: Cómo tomar Nordette: Los comprimidos deben tomarse en el orden indicado en el envase todos los días alrededor de la misma hora. Se tomará 1 comprimido diario por 28 días seguidos. Cada nuevo envase se comenzará al día siguiente del último comprimido inactivo. El sangrado por deprivación habitualmente comienza al segundo o tercer día posterior a la toma del último comprimido activo y puede continuar hasta el inicio del próximo envase. Cómo comenzar con Nordette: Cuando no se ha empleado un método anticonceptivo hormonal (en el mes anterior): El primer comprimido debe tomarse el primer día del ciclo natural de la mujer (o sea, el primer día de su período menstrual). Se podrá comenzar los días 2-7 (por ejemplo, domingo), pero se recomienda emplear además un método anticonceptivo no hormonal (tales como preservativos y espermicidas) durante los primeros 7 días del primer ciclo de administración del comprimido. Cuando se cambia de otro anticonceptivo oral combinado: Nordette® debe comenzar a tomarse preferentemente al día siguiente de haber tomado el último comprimido activo del anticonceptivo oral combinado anterior, pero a más tardar, al día siguiente del intervalo habitual sin comprimidos o con comprimidos inactivos del anticonceptivo oral combinado anterior. Cuando se cambia de un método anticonceptivo con sólo progestágenos (minipíldora, inyección, implante): Se podrá comenzar con Nordette al día siguiente de haber suspendido el anticonceptivo con progestágenos solos ("minipíldora"). Se deberá comenzar con Nordette el mismo día de la remoción del implante o, si se emplean progestágenos inyectables, el día en que debiera aplicarse la próxima inyección. En todos los casos se deberá utilizar un método anticonceptivo no hormonal adicional durante los primeros 7 días en que se toma Nordette. Después de un aborto espontáneo en el primer trimestre: Se podrá comenzar a tomar Nordette inmediatamente. No son necesarias otras medidas anticonceptivas adicionales. Después del parto o aborto espontáneo en el segundo trimestre: Debido a que el período post-parto inmediato está asociado con un mayor riesgo de tromboembolia, no debe comenzarse a tomar anticonceptivos orales combinados antes de los 28 días posteriores al parto en mujeres que no estén amamantando o después de un aborto espontáneo en el segundo trimestre. Se deberá utilizar además un método anticonceptivo no hormonal durante los primeros 7 días de la administración de Nordette. Sin embargo, si ya hubiese mantenido relaciones sexuales, deberá descartarse la posibilidad de embarazo antes de comenzar con el nuevo anticonceptivo oral combinado o bien esperar hasta la primera menstruación post-parto (ver Advertencias, tromboembolia y lactancia). Omisión de la toma de comprimidos: La protección anticonceptiva se reduce cuando se omite la toma de un comprimido activo y especialmente cuando la omisión extiende el intervalo libre de comprimidos o comprimidos inactivos. Si se omitió la toma de 1 comprimido activo y no transcurrieron aún más de 12 horas desde la omisión, éste deberá tomarse tan pronto como se recuerde. Los siguientes comprimidos deberán tomarse en el horario habitual. Si se omitió la toma de 1 comprimido activo y transcurrieron más de 12 horas desde la omisión o se omitió más de 1 comprimido activo, se reducirá la protección anticonceptiva. El último comprimido omitido deberá tomarse tan pronto como se recuerde, aunque esto signifique tomar 2 comprimidos en un mismo día. Los siguientes comprimidos se tomarán en el horario habitual protegiéndose simultáneamente con un método anticonceptivo no hormonal durante los siguientes 7 días. Si los 7 días en los que se requiere un método anticonceptivo no hormonal exceden la toma del último comprimido activo del envase en uso, se descartarán todos los comprimidos inactivos de ese envase y comenzará con un nuevo envase al día siguiente de haber tomado el último comprimido activo del envase anterior. Esto evita la interrupción prolongada de la toma de comprimidos activos que puede aumentar el riesgo de que se produzca ovulación. Es improbable que se produzca sangrado por deprivación hasta el intervalo de comprimidos inactivos del segundo envase, pero podrá presentarse goteo o sangrado intermenstrual durante los días en que se toman los comprimidos activos. Si no hubiera presencia de sangrado por deprivación al finalizar el segundo envase, deberá descartarse la posibilidad de embarazo antes de continuar con el régimen. La omisión de comprimidos inactivos durante la 4ª semana de un envase puede ignorarse, siempre que el primer comprimido activo del nuevo envase se tome el día en que debe tomarse. Advertencia en caso de vómitos: En presencia de vómitos dentro de las 4 horas de la toma del comprimido, la absorción puede no ser completa. En estos casos, se recomiendan las mismas precauciones que para el caso de omisión de la toma de comprimidos. Se deberá tomar el o los comprimidos activos extra necesarios de otro envase de protección.
Efectos Colaterales: Los eventos adversos se detallan por categoría de frecuencia según el Consejo para la Organización Internacional de Ciencias Médicas (CIOMS): Muy frecuentes: ³ 10%. Frecuentes: ³ 1% y < 10%. Infrecuentes: ³ 0.1% y < 1%. Raros: ³ 0.01% y < 9.1%. Muy raros:< 0.01%. Se ha asociado el empleo de anticonceptivos orales combinados con: Mayor riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos y arteriales, tales como infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, accidente isquémico transitorio, flebotrombosis y embolia pulmonar. Mayor riesgo de neoplasia cervical intraepitelial y cáncer cervical. Mayor riesgo de ser diagnosticada con cáncer de mama. Mayor riesgo de tumores hepáticos benignos (ej.: hiperplasia nodular focal, adenoma hepático). Infecciones e Infestaciones Frecuentes: Vaginitis, incluso candidiasis. Neoplasias benignas y no especificadas: Muy raros: Carcinomas, hepatocelulares. Trastornos del sistema inmunológico: Raros: Reacciones anafilácticas/anafilactoideas, incluso casos muy raros de urticaria, angioedema y reacciones severas con síntomas circulatorios y respiratorios. Muy raros: Exacerbación del lupus eritematoso sistémico, otras reacciones de posible origen inmunológico se encuentran detalladas bajo otros sistemas orgánicos. Trastornos metabólicos y nutricionales Infrecuentes: Aumento o disminución del apetito. Raros: Intolerancia a la glucosa. Muy raros: Exacerbación de la porfiria. Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Cambios de humor, incluso depresión, cambios en la libido. Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuentes: Cefalea, incluidas migrañas. Frecuentes: Nerviosismo, mareos. Muy raros: Exacerbación de la corea. Trastornos de la visión: Raros: Intolerancia a las lentes de contacto. Muy raros: Neuritis óptica,* trombosis retiniana vascular. Trastornos vasculares: Muy raros: Agravación de las várices. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: Náuseas, vómitos, dolor abdominal. Infrecuentes: Calambres abdominales, distensión abdominal. Muy raros: Pancreatitis, colitis isquémica. Desconocido: Enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Chron, colitis ulcerosa). Trastornos hepatobiliares: Raros: Ictericia colestática. Muy raros: Colecistopatía, incluso colelitiasis**. Desconocido: Daño hepatocelular (ej.: hepatitis, función hepática anormal). Trastornos de piel y tejido subcutáneo: Frecuentes: Acné. Infrecuentes: Exantema, cloasma (melasma) que puede persistir; hirsutismo; alopecia. Raros: Eritema nudoso. Muy raros: Eritema multiforme. Trastornos del sistema renal y urinario: Muy raros: Síndrome urémico-hemolítico. Trastornos del sistema reproductor y mamas: Muy frecuentes: Sangrado intermenstrual/goteo. Frecuentes: Dolor de pecho, hiperestesia, aumento de tamaño y secreción mamaria; dismenorrea; alteración del flujo menstrual; alteraciones en la secreción y ectropión cervical, amenorrea. Trastornos generales y en el sitio de la administración: Frecuentes: Retención hídrica/edema. Estudios complementarios: Frecuentes: Aumento o disminución de peso. Infrecuentes: Elevación de la presión arterial; alteración de los lípidos séricos, incluso hipertrigliceridemia. Raros: Reducción de folatos séricos***. *La neuritis óptica puede causar pérdida parcial o completa de la visión. **Los anticonceptivos orales combinados pueden agudizar la colecistopatía existente y acelerar la evolución de esta enfermedad en mujeres anteriormente asintomáticas.***Los anticonceptivos orales combinados pueden provocar deficiencia de folatos séricos, que puede llegar a ser clínicamente significativa si la mujer queda embarazada poco después de suspender los anticonceptivos orales combinados.
Contraindicaciones: Los anticonceptivos orales combinados no deben ser utilizados por mujeres con alguno de los siguientes trastornos: Presencia o antecedentes de trombosis venosa profunda; presencia o antecedentes de tromboembolia; enfermedad coronaria o cerebrovascular; valvulopatías trombogénica; trastornos trombocinéticos; trombofilia hereditaria o adquirida; cefalea con síntomas neurológicos focales, tales como aura; diabetes con compromiso vascular; hipertensión no controlada; carcinoma de mama diagnosticado o sospechado, o neoplasia estrógeno dependiente diagnosticada o sospechada; carcinomas o adenomas hepáticos o enfermedad hepática activa hasta que no se haya normalizado la función hepática; sangrado vaginal no diagnosticado; presencia/antecedentes de pancreatitis asociada con hipertrigliceridemia severa; embarazo conocido o sospechado; desórdenes del ritmo trombogénico; hipersensibilidad a alguno de los componentes de Nordette.
Advertencias: El hábito de fumar aumenta el riesgo de reacciones adversas cardiovasculares serias en las mujeres que toman anticonceptivos orales combinados. Este riesgo aumenta con la edad y con la cantidad de cigarrillos que se fumen por día (en estudios epidemiológicos, 15 cigarrillos o más por día estuvieron asociados con un riesgo significativamente mayor) y es más marcado en mujeres mayores de 35 años. Se deberá advertir firmemente a las fumadoras que toman anticonceptivos orales combinados que no deben fumar. Tromboembolia y trombosis venosa y arterial: El empleo de anticonceptivos orales combinados se encuentra asociado con un mayor riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos y arteriales. Minimizar la exposición a los estrógenos y progestágenos es estar de acuerdo con los buenos principios de la terapéutica. El régimen posológico más indicado al recetar una combinación de estrógenos y progestágenos, debe ser uno que contenga la menor cantidad posible de estrógenos y progestágenos compatible con un bajo índice de fracasos y las necesidades de cada paciente. Las mujeres que por primera vez toman anticonceptivos orales combinados deberán comenzar el tratamiento con preparados que contengan menos de 50 µg de estrógenos. Tromboembolia y trombosis venosa: El empleo de anticonceptivos orales combinados aumenta el riesgo de trastornos tromboembólicos y trombóticos venosos. Los episodios informados incluyen trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. Para información sobre trombosis retiniana. El riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos es mayor con el empleo de anticonceptivos orales combinados que sin ellos. El riesgo es mayor durante el primer año de empleo de anticonceptivos orales combinados. Este aumento del riesgo es inferior al riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos asociados con el embarazo, estimado en 60 casos por 100.000 mujeres-años de uso. La tromboembolia venosa es fatal en el 1-2% de los casos. Se ha demostrado en distintos estudios epidemiológicos que las mujeres que emplean anticonceptivos orales combinados con etinilestradiol, en su mayoría dosis de 30 µg, y un progestágeno tal como el gestodeno presentan un mayor riesgo de manifestar eventos tromboembólicos y trombóticos venosos que las mujeres que emplean anticonceptivos orales combinados con menos de 50 µg de etinilestradiol y el progestágeno levonorgestrel. Los resultados de algunos estudios adicionales no han demostrado este aumento del riesgo. No se dispone de suficientes datos para extraer una conclusión respecto del riesgo comparativo de eventos tromboembólicos y trombóticos venosos con anticonceptivos orales combinados de gestodeno con 20 µg de etinilestradiol (como por ejemplo Nordette®). Se ha estimado que el riesgo relativo global de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos oscila entre 1.5 y 2 con anticonceptivos orales combinados que contienen 30 µg de etinilestradiol combinado con desogestrel o gestodeno en comparación con aquellos que contienen menos de 50 µg de etinilestradiol y levonorgestrel. La incidencia de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos con anticonceptivos orales combinados de levonorgestrel con menos de 50 µg de etinilestradiol es de aproximadamente 20 casos por 100.000 mujeres-años de empleo. Con anticonceptivos orales combinados que contienen 30 µg de etinilestradiol combinado con desogestrel o gestodeno, la incidencia es de aproximadamente 30-40 casos por 100.000 mujeres-años de empleo, o sea, 10-20 casos más por 100.000 mujeres-años de uso. Deberá considerarse esta información al recetar este tipo de anticonceptivos orales combinados y al brindar orientación en la selección del método anticonceptivo. El riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos venosos aumenta aún más en mujeres con predisposición a la tromboembolia y trombosis venosa. Se recomienda precaución cuando se receten anticonceptivos orales combinados a tales mujeres. Ejemplos de condiciones predisponentes de tromboembolismo y trombosis venosa: Obesidad; cirugía o traumatismos asociados con un mayor riesgo de trombosis; parto reciente o aborto espontáneo en el segundo trimestre; Inmovilización prolongada; mayor edad. Ver Contraindicaciones para otros factores de riesgo que constituyen contraindicaciones para el empleo de anticonceptivos orales combinados. El riesgo relativo de complicaciones tromboembólicas post-operatorias es 2 a 4 veces mayor con el empleo de anticonceptivos orales combinados. El riesgo relativo de flebotrombosis en mujeres con factores predisponentes es el doble del que presentan las mujeres sin esos factores. Si fuera posible, los anticonceptivos orales combinados deberán suspenderse: 4 semanas antes y 2 semanas después de una cirugía programada asociada con mayor riesgo de trombosis y durante períodos de inmovilización prolongada. Dado que el período post-parto inmediato se encuentra asociado con un mayor riesgo de tromboembolia, no se debe comenzar a tomar anticonceptivos orales combinados hasta 28 días después del parto en madres que no estén amamantando o aborto espontáneo en el segundo trimestre. Tromboembolia y trombosis arterial: El empleo de AOC aumenta el riesgo de trastornos tromboembólicos y trombóticos arteriales. Los episodios informados incluyen infarto de miocardio y episodios cerebrovasculares (accidente isquémico y hemorrágico, accidente isquémico transitorio). El riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos arteriales aumenta aún más en mujeres con factores de riesgo subyacentes. Se recomienda precaución cuando se receten anticonceptivos orales combinados a mujeres con factores de riesgo de episodios tromboembólicos y trombóticos arteriales tales como: Fumadoras; hipertensión; hiperlipidemia; obesidad; mayor edad. Las usuarias de anticonceptivos orales combinados que sufran de migraña con aura podrán estar expuestas a un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares. Ver Contraindicaciones para otros factores de riesgo que constituyen contraindicaciones para el empleo de anticonceptivos orales combinados. Lesiones oculares: Se han registrado casos de trombosis retiniana con el empleo de anticonceptivos orales combinados, la cual puede causar pérdida parcial o completa de la visión. En presencia de signos o síntomas tales como alteraciones visuales, aparición de exoftalmia o diplopía, papiledema o lesiones retinovasculares, se deberá suspender el anticonceptivo oral combinado y evaluar inmediatamente la causa. Presión arterial: Se ha registrado elevación de la presión arterial en mujeres que toman anticonceptivos orales combinados. En mujeres con hipertensión, antecedentes de hipertensión o patologías relacionadas con hipertensión (incluso determinadas enfermedades renales), es preferible emplear otro método anticonceptivo. En mujeres hipertensas que decidan emplear anticonceptivos orales combinados, se recomienda estrecho monitoreo y suspensión del anticonceptivo oral combinado en caso de registrarse una elevación significativa de la presión arterial. La hipertensión asociada con el empleo de anticonceptivos orales combinados generalmente se normaliza después de suspender el anticonceptivo oral combinado, no registrándose diferencias en la aparición de hipertensión entre las usuarias y las no usuarias. El empleo de anticonceptivos orales combinados está contraindicado en mujeres con hipertensión no controlada (ver Contraindicaciones). Carcinoma de mama y órganos reproductores: Cáncer cervical: El factor de riesgo más importante del cáncer cervical es la infección persistente del papiloma humano. Algunos estudios indican que el empleo de anticonceptivos orales combinados podría estar asociado con un mayor riesgo de neoplasia cervical intraepitelial o cáncer cervical invasivo en algunas poblaciones de mujeres. Por ejemplo, los resultados de un metaanálisis de 24 estudios epidemiológicos indicaron que entre usuarias de anticonceptivos orales, el riesgo relativo de cáncer cervical invasivo aumentó con un aumento en la duración del uso. El riesgo relativo para un uso de 5 años o más comparado con el no uso fue de 1.90 (95% de intervalo de confianza 1.69-2.13). El riesgo relativo se redujo después de que su uso se suspendió y por 10 años o más no hubo una diferencia significativa con las no usuarias. Sin embargo, la controversia continúa en torno al grado al que tales hallazgos puedan deberse a diferencias en la conducta sexual y a otros factores. En caso de hemorragia genital anormal no diagnosticada, se indican medidas diagnósticas adecuadas. Cáncer de mama: Los factores de riesgo establecidos para el desarrollo de cáncer de mama incluyen aumento de edad, antecedentes familiares, obesidad, multiparidad y edad tardía para el primer embarazo a término. Un metaanálisis de 54 estudios epidemiológicos reveló que existe un leve incremento del riesgo relativo (RR=1.24) de tener cáncer de mama diagnosticado en mujeres que emplean anticonceptivos orales combinados en comparación con las que nunca los utilizaron. El incremento del riesgo desaparece gradualmente en los 10 años posteriores a la suspensión de los anticonceptivos orales combinados. Estos estudios no demostraron evidencia de causalidad. El patrón observado de mayor riesgo de cáncer de mama diagnosticado puede deberse a la detección temprana del cáncer de mama en las usuarias de anticonceptivos orales combinados (debido a controles clínicos más frecuentes), a los efectos biológicos de los anticonceptivos orales combinados o a la combinación de ambos. Dado que el carcinoma de mama suele ser raro en mujeres menores de 40 años, el aumento del riesgo de cáncer de mama diagnosticado en usuarias regulares y recientes de anticonceptivos orales combinados es bajo en relación con el riesgo de padecer cáncer de mama durante la vida. El cáncer de mama diagnosticado en usuarias de anticonceptivos orales combinados tiende a ser clínicamente menos avanzado que el diagnosticado en las que no los utilizan. Neoplasia hepática/enfermedad hepática: En muy raros casos se ha asociado el empleo de anticonceptivos orales combinados con adenomas hepáticos y menos frecuente aún con carcinoma hepatoceluar. El riesgo parece aumentar con la duración del empleo de anticonceptivos orales combinados. La ruptura de adenomas hepáticos puede causar la muerte debido a hemorragia intraabdominal. Las mujeres con antecedentes de colestasis asociada con anticonceptivos orales combinados o aquéllas con colestasis durante el embarazo suelen ser más propensas a esta afección con el empleo de anticonceptivos orales combinados. Si estas pacientes toman anticonceptivos orales combinados deberán ser sometidas a estrictos controles y, en caso de recurrencia de la enfermedad, deberá suspenderse el anticonceptivo oral combinado. Con el uso de anticonceptivos orales combinados se ha reportado daño hepatocelular. La pronta identificación del daño hepatocelular relacionado a la droga puede disminuir la severidad de la hepatotoxicidad cuando la droga es discontinuada. Si se diagnostica daño hepatocelular, los pacientes deberían dejar de tomar sus anticonceptivos orales combinados, usar un método anticonceptivo no hormonal y consultar a su doctor. Los trastornos de la función hepática aguda o crónica podrían requerir la discontinuación del uso de anticonceptivos orales combinados hasta que la función hepática vuelva a la normalidad. Migraña/cefalea: La aparición o exacerbación de migrañas o desarrollo de cefalea con un nuevo patrón de recurrencia, persistencia o severidad requiere la suspensión del anticonceptivo oral combinado y la evaluación de la causa. Las mujeres que sufran de migraña (especialmente migraña con aura) y tomen anticonceptivos orales combinados podrán estar expuestas a un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares (ver Contraindicaciones). Sistema inmunológico: Angioedema: Los estrógenos exógenos pueden inducir o exacerbar los síntomas de angioedema, especialmente en mujeres con angioedema hereditario.
Precauciones: Examen clínico: Antes de recetar anticonceptivos orales combinados deberá realizarse una historia clínica personal y familiar completa y un exámen físico completo con medición de la presión arterial. También se debe realizar un exámen de las mamas, hígado, extremidades y órganos pélvicos. Se debe realizar un estudio de Papanicolaou si la paciente ha estado activa sexualmente o si se indica por otro motivo. El examen físico deberá repetirse al menos una vez al año periódicamente durante el empleo de anticonceptivos orales combinados. La primera visita de seguimiento debe ocurrir 3 meses después de que se recetan los anticonceptivos orales combinados. En cada visita anual, los exámenes deben incluir aquellos procedimientos que se realizaron en la visita inicial, como se describió anteriormente. Efectos sobre los carbohidratos y lípidos: Se ha informado de intolerancia la glucosa en usuarias de anticonceptivos orales combinados. Las mujeres con deterioro de la tolerancia a la glucosa o diabetes mellitus que usan anticonceptivos orales combinados deben ser cuidadosamente monitoreadas (ver Contraindicaciones). Una pequeña proporción de mujeres presentará alteraciones lipídicas mientras estén utilizando anticonceptivos orales. En mujeres con dislipidemias no controladas deberá considerarse un anticonceptivo no hormonal. Una pequeña proporción de usuarias de anticonceptivos orales combinados pueden presentar hipertrigliceridemia persistente. Las elevaciones de los triglicéridos plasmáticos pueden derivan en pancreatitis y otras complicaciones. Los estrógenos aumentan las lipoproteínas séricas de alta densidad (colesterol HDL), mientras que con muchos progestágenos se ha informado una disminución del colesterol HDL sérico. Algunos progestágenos pueden elevar las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y, por lo tanto, dificultar el control de las hiperlipidemias. El efecto neto de un anticonceptivo oral combinado depende tanto del equilibrio alcanzado entre la dosis de estrógenos y progestágenos como del tipo y dosis absoluta del progestágeno contenido en el anticonceptivo. Deberá considerarse la proporción de ambas hormonas en la elección de un anticonceptivo oral combinado. Se aconseja un estrecho seguimiento en aquellas mujeres tratadas por hiperlipidemia que decidan emplear anticonceptivos orales combinados. Sangrado genital: Algunas mujeres pueden no presentar sangrado por supresión durante el intervalo "libre de grageas". En caso de no haberse tomado el anticonceptivo oral combinado según las indicaciones, ante la primera falta menstrual o ante la falta de 2 períodos consecutivos se deberá suspender el anticonceptivo oral combinado y utilizar un método anticonceptivo no hormonal hasta descartarse la posibilidad de embarazo. Las mujeres que toman anticonceptivos orales combinados pueden presentar goteo/pérdidas, especialmente durante los primeros 3 meses. El tipo y la dosis del progestágeno pueden ser importantes. En caso de que el sangrado sea persistente o recurrente, será conveniente verificar posibles causas no hormonales y tomar las medidas diagnósticas pertinentes para descartar embarazo, infecciones, cáncer u otras patologías. Una vez excluidos los estados patológicos, la continuación del empleo del anticonceptivo oral combinado o un cambio a otra formulación probablemente resuelva el problema. Algunas mujeres pueden presentar amenorrea pospíldora (posiblemente con anovulación) u oligomenorrea, especialmente si tales condiciones eran preexistentes. Depresión: Las mujeres con antecedentes de depresión que emplean anticonceptivos orales combinados deberán ser estrechamente observadas y ante la recurrencia de depresión seria suspender la droga. Las pacientes con depresión significativa durante el empleo de anticonceptivos orales combinados deberán suspender la medicación y adoptar otro método anticonceptivo para determinar si los síntomas se encuentran relacionados con el anticonceptivo oral combinado. Otras precauciones: Se deberá advertir a las pacientes que este producto no protege contra la infección por HIV (SIDA) ni otras enfermedades de transmisión sexual. La diarrea y/o los vómitos pueden reducir la absorción de las hormonas disminuyendo las concentraciones séricas (ver Advertencia en casos de vómitos e Interacciones). Embarazo: Si el embarazo ocurre durante el tratamiento con anticonceptivos orales combinados, se debe discontinuar la toma de éstos. No existe evidencia definitiva de que el estrógeno y el progestágeno que se encuentran en el anticonceptivo oral combinado dañaran al niño en desarrollo si la concepción sucede mientras se utilizan anticonceptivos orales combinados (ver Contraindicaciones). Lactancia: Se han detectado mínimas cantidades de esteroides y/o metabolitos de los anticonceptivos en la leche materna y se han observado algunos efectos adversos en los lactantes, como por ejemplo ictericia y aumento del tamaño mamario. Los anticonceptivos orales combinados pueden alterar la lactancia disminuyendo la cantidad y modificando la composición de la leche materna. En general, no se recomienda el empleo de anticonceptivos orales combinados durante la lactancia hasta el destete. Uso pediátrico: La seguridad y la eficacia de los anticonceptivos orales combinados se han establecido en las mujeres en edad reproductiva. No se recomienda el uso de estos productos antes de la menarquía. Uso geriátrico: No se recomienda el uso de anticonceptivos orales combinados en mujeres post-menopáusicas.
Interacciones Medicamentosas: Las interacciones entre etinilestradiol (EE) y otras sustancias pueden reducir o aumentar las concentraciones séricas de EE. La disminución de las concentraciones séricas de EE puede aumentar la incidencia de sangrado intermenstrual e irregularidades menstruales y posiblemente reducir la eficacia de los anticonceptivos orales combinados. Durante el empleo concomitante de productos que contengan EE y sustancias que puedan inducir una disminución de las concentraciones séricas de EE, se recomienda el empleo de un método anticonceptivo no hormonal (tales como preservativos y espermicidas) además de la administración normal de Nordette® . En caso de tratamiento prolongado con dichas sustancias, no deberá considerarse a los anticonceptivos orales combinados como el método anticonceptivo principal. Una vez suspendidas las sustancias reductoras de las concentraciones séricas de EE, se recomienda emplear un método anticonceptivo no hormonal durante por los menos 7 días. Se aconseja el empleo más prolongado de anticonceptivos no hormonales tras la suspensión de sustancias inductoras de las enzimas microsomales hepáticas, que reducen las concentraciones séricas de EE. A veces serán necesarias varias semanas hasta la total estabilización de la inducción enzimática, según la posología, duración del tratamiento y velocidad de eliminación de la sustancia inductora. Las siguientes sustancias pueden disminuir las concentraciones séricas de EE: Toda sustancia que reduzca el tiempo de tránsito gastrointestinal y, por lo tanto, la absorción de EE. Sustancias inductoras de las enzimas microsomales hepáticas, tales como rifampicina, rifabutina, barbitúricos, primidona, fenilbutazona, fenitoína, dexametasona, griseofulvina, topriamato, algunos inhibidores de las proteasas, modafinil. Hypericum perforatum, también conocida como hierba de San Juan, y ritonavir* (posiblemente por inducción de las enzimas microsomales hepáticas). Ciertos antibióticos (ampicilina y otras penicilinas, tetraciclinas) pueden reducir la circulación enterohepáticas de los estrógenos. *Si bien ritonavir es un inhibidor del citocromo P4503A4, el tratamiento con ritonavir ha demostrado reducir las concentraciones séricas de EE. Las siguientes sustancias pueden aumentar las concentraciones séricas de EE: Atorvastatina. Inhibidores competitivos de la sulfatación en la pared gastrointestinal, tales como ácido ascórbico (vitamina C) y paracetamol (acetaminofeno). Sustancias que inhiben a las isoenzimas 3A4 del citocromo P450, tales como indinavir, fluconazol y troleandomicina*. La troleandomicina puede aumentar el riesgo de colestasis intrahepática durante la coadministración con anticonceptivos orales combinados. El EE puede interferir con el metabolismo de otros agentes mediante la inhibición de las enzimas microsomales hepáticas o la inducción de la conjugación hepática de las drogas, en especial la glucuronización y, en consecuencia, pueden aumentar (ciclosporina, teofilina, corticoides) o disminuir (lamotrigina) las concentraciones plasmáticas y tisulares. En pacientes tratadas con flunarizina, se ha observado que los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de galactorrea. Consúltese los prospectos de las medicaciones concomitantes para identificar posibles interacciones. Interacciones con pruebas de laboratorio y diagnósticas: Efectos sobre los parámetros de laboratorio: El empleo de anticonceptivos orales combinados puede producir cambios fisiológicos que pueden reflejarse en los resultados de determinados análisis de laboratorio, tales como: Parámetros bioquímicos de la función hepática (disminución de la bilirrubina y fosfatasa alcalina), función tiroidea (elevación de T3 y T4 total debido al aumento de la globulina conjugadora de tiroxina [TBG], disminución de la captación de resina por la T3 libre), función suprarrenal (elevación del cortisol plasmático y de la globulina fijadora de cortisol, disminución del sulfato de dehidroepiandrosterona) y función renal (aumento de la creatinina plasmática y clearance de creatinina). Niveles plasmáticos de las proteínas (transportadoras) tales como la transcortina y fracciones de lípidos/lipoproteínas. Parámetros del metabolismo de los carbohidratos. Parámetros de la coagulación y fibrinolisis. Disminución de folatos séricos.
Sobredosificación: Los síntomas de la sobredosis de anticonceptivos orales en adultos y niños pueden incluir náuseas, vómitos, hiperestesia mamaria, mareos, dolor abdominal, somnolencia/fatiga; en las mujeres puede aparecer sangrado por supresión. No se conocen antídotos específicos para la sobredosis; en caso de ser necesario, se podrá instituir tratamiento sintomático.
Observaciones: Ver información completa para prescribir en documento de monografía entregado por Pfizer Chile S.A.
Presentaciones: Envase conteniendo 21 grageas.