GLAFORNIL Comprimidos Recubiertos

MERCK SERONO

Metformina

ANDIBET® Comprimidos Recubiertos - [CHEMOPHARMA] - comp. rec. x 30
ANDIBET® Comprimidos Recubiertos - [CHEMOPHARMA] - comp. rec. x 60
FINTAXIM 850 MG
GLICENEX Comprimidos - [BAGO] - 500 mg comp. rec. x 30
GLICENEX Comprimidos - [BAGO] - 500 mg comp. rec. x 60
GLICENEX Comprimidos - [BAGO] - 850 mg comp. rec. x 30
GLICENEX Comprimidos - [BAGO] - 850 mg comp. rec. x 60
GLICEX 500 Comprimidos Recubiertos - [PASTEUR] - comp. rec. x 30
GLICEX 850 Comprimidos Recubiertos - [PASTEUR] - comp. rec. x 30
GLIDANIL - [MEDIPHARM] - 850 mg comp. rec. x 30
GLIDANIL 500 MG
GLIFORTEX - [ANDROMACO] - comp. rec. x 30
HIPOGLUCIN - [CHILE] - 850 mg comp. x 30
HIPOGLUCIN - [CHILE] - 850 mg comp. x 60
METFORMINA Comprimidos Recubiertos - [ANDROMACO] - 850 mg comp. rec. x 30
METFORMINA - [SANITAS] - comp. rec. x 30
METFORMINA 500 MG
METFORMINA CLORHIDRATO Comprimidos Recubiertos - [OPKO] - 850 mg comp. rec. x 30
OXEMET 1000 MG
OXEMET 500 mg Comprimidos Recubiertos - [GLAXOSMITHKLINE] - Comp. rec. x 30
OXEMET 850 mg Comprimidos Recubiertos - [GLAXOSMITHKLINE] - Comp. rec. x 60

Metabolismo : Hipoglicemiantes Antidiabéticos

Composición: Cada comprimido recubierto contiene: Clorhidrato de Metformina 500 mg, 850 mg y 1000 mg.
Acción Terapéutica: Hipoglucemiante oral. Antidiabéticos orales. Código ATC: A10BA02. Fármacos hipoglicemiantes orales.
Indicaciones: Glafornil está indicado junto con las normas higiénico-dietéticas, para tratar al paciente diabético. "Como monoterapia, está indicado como coadyuvante de Ia dieta y ejercicio para disminuir Ia glicemia en pacientes adultos y niños mayores de 10 años con diabetes tipo II cuya hiperglicernia no puede ser controlada solamente con dieta". Puede ser empleada conjuntamente con sulfonilurea o insulina para mejorar control glicémico.
Propiedades: Metformina es una biguanida con efectos antihiperglicemiantes que reduce la glucosa plasmática basal y postprandial. No estimula la secreción de insulina y, por lo tanto, no produce hipoglicemia. Metformina puede actuar a través de 3 mecanismos de acción: (1) reducción de la producción hepática de glucosa al inhibir la gluconeogénesis y la glicogenólisis. (2) en el músculo, aumenta la sensibilidad a la insulina, mejorando la captación y utilización periférica de glucosa (3) y retarda la absorción intestinal de glucosa. Metformina estimula la síntesis intracelular de glucógeno al actuar sobre la sintasa de glucógeno. Metformina aumenta la capacidad de transporte de todos los tipos de transportadores de glucosa de membrana (GLUT). En humanos, independientemente de su acción sobre la glicemia, metformina tiene efectos favorables sobre el metabolismo de los lípidos. Esto ha sido demostrado con dosis terapéuticas en estudios clínicos controlados, de mediano y largo plazo: metformina reduce los niveles de colesterol total, colesterol LDL y triglicéridos. Eficacia clínica: El estudio prospectivo aleatorizado UKPDS ha establecido el beneficio en el largo plazo del control intensivo de la glucosa sanguínea en la diabetes tipo 2. El análisis de los resultados para pacientes obesos tratados con metformina luego de la falla de la dieta mostró: una reducción significativa del riesgo absoluto de cualquier complicación relacionada con la diabetes en el grupo con metformina (29.8 eventos/1000 paciente-años), en comparación con la dieta (43.3 eventos/1000 paciente-años), p=0.0023 y en comparación con los grupos de combinación con sulfonilurea y monoterapia con insulina (40,1 eventos/1000 paciente-años), p=0.0034. Una reducción significativa del riesgo absoluto de mortalidad relacionada con la diabetes : metformina 7.5 eventos/1000 paciente-años, dieta 12.7 eventos/1000 paciente-años, p=0.017; una reducción significativa del riesgo absoluto de mortalidad general : metformina 13.5 eventos/1000 paciente-años, en comparación con dieta 20.6 eventos/1000 paciente-años (p=0.011) y comparado con sulfonilurea combinada y monoterapia de insulina 18.9 eventos/1000 paciente-años (p=0.021); una reducción significativa en el riesgo absoluto de infarto del miocardio : metformina 11 eventos/1000 paciente-años, dieta 18 eventos/1000 paciente-años (p=0.01). Para metformina utilizada como terapia de segunda línea, en combinación con una sulfonilurea, aún no se han mostrado beneficios en relación al resultado clínico. En el caso de diabetes tipo 1, la combinación de metformina e insulina ha sido utilizada en pacientes seleccionados, pero el beneficio clínico de esta combinación no se ha establecido formalmente. Propiedades farmacocinéticas: Absorción: Después de una dosis oral de comprimidos de metformina clorhidrato, la concentración plasmática máxima (Cmax) es alcanzada en aproximadamente 2.5 horas (tmax). La biodisponibilidad absoluta de una tableta de 500 mg o 850 mg de metformina clorhidrato es de aproximadamente 50-60% en sujetos sanos. Después de una dosis oral, la fracción no absorbida recuperada en heces fue del 20-30%. Después de la administración oral, la absorción de metformina es saturable e incompleta. Se asume que la farmacocinética de la absorción de metformina es no lineal. A las dosis recomendadas metformina y horarios de dosificación, las concentraciones plasmáticas del estado estable se alcanzan a los 24 a 48 horas y generalmente son menos de 1 microgramo/ml. En ensayos clínicos controlados, los niveles plasmáticos máximos de metformina (Cmax) no excedieron de 5 microgramos/ml, incluso a las dosis máximas. Los alimentos disminuyen el grado y retrasa ligeramente la absorción de metformina en tabletas. Tras la administración oral de 1 comprimido de 850 mg, la concentración plasmática máxima es un 40% menor, una disminución del 25% en AUC (área bajo la curva) y una prolongación en 35 minutos del tiempo del peak de concentración plasmática fueron observaron. La relevancia clínica de estos hallazgos es desconocido. Distribución: La metformina se une insignificantemente a las proteínas plasmáticas. Metformina se distribuye en eritrocitos. El peak en sangre es menor que el peak en plasma y aparecen aproximadamente al mismo tiempo. Los eritrocitos representan probablemente el compartimento secundario de distribución. El volumen medio de distribución varía entre 63-276 l. Metabolismo: La metformina se excreta inalterada en la orina. No se han identificado metabolitos en los seres humanos. Eliminación: El aclaramiento renal de metformina es > 400 ml/min, lo que indica que la metformina se elimina por filtración glomerular y secreción tubular. Después de una dosis oral, la vida media de eliminación terminal aparente es de aproximadamente 6.5 horas. En caso de insuficiencia renal, el aclaramiento renal disminuye en proporción a la creatinina y, por lo tanto, la vida media de eliminación es prolongada, incrementando los niveles plasmáticos de metformina.
Posología: La dosificación debe ser individualizada en base a Ia efectividad y tolerancia, no excediendo Ia dosis máxima recomendada. Glafornil es de administración oral. La dosificación inicial usual es de 500 mg 2-3 veces al día (1 comprimido recubierto de Glafornil 500 2-3 veces al día) o 850 mg 1-2 veces al día con o después de las comidas. Después de 10 a 15 días, la dosis debe ser ajustada sobre la base de las mediciones de glucosa en sangre. El aumento lento de Ia dosis puede mejorar Ia tolerancia gastrointestinal. En pacientes que reciben una dosis alta (2000 mg por día) es posible remplazar dos glafornil de 500 mg en tabletas por un grafornil de 1000 mg. La dosis máxima diaria recomendada de metformina es de 2550 mg en adultos tomado en 3 dosis. Si se transfiere desde otro agente antidiabético oral, discontinúe el otro agente e iniciar la metformina a la dosis indicada anteriormente. Combinación con insulina: La metformina y la insulina se pueden usar en terapia combinada para lograr un mejor control de la glucosa en sangre. La metformina debe ser iniciada a la dosis indicada anteriormente, mientras que la dosis de insulina se ajusta sobre la base de las mediciones de glucosa en sangre. Niños (10 a 16 años): La dosis inicial habitual es de 500 mg o 850 mg 1 vez al día, con o después de las comidas. Después de 10 a 15 días, la dosis debe ser ajustada sobre la base de las mediciones de glucosa en sangre. Un leve aumento de la dosis puede mejorar la tolerancia gastrointestinal. La dosis diaria máxima recomendada es de 2000 mg de metformina. Todo medicamento debe ser mantenido fuera del alcance de los niños.
Efectos Colaterales: Los síntomas gastrointestinales, tales como náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y pérdida del apetito (>10%) son muy comunes: estos ocurren con mayor frecuencia durante el inicio de la terapia y desaparecen espontáneamente en la mayoría de los casos. Sabor metálico (3%) es común. Eritema leve se ha registrado en algunos individuos hipersensibles. La incidencia de dichos efectos se considera como muy raro (<0.01%). Se ha observado una reducción en la absorción de vitamina B12 con la reducción de los niveles séricos en pacientes tratados con metformina en el largo plazo y, generalmente, parece no tener significancia clínica (0.01%). Acidosis láctica es muy rara (0,02 casos/1000 paciente-años) (ver Advertencias y precauciones especiales de uso). Anormalidades en la función del hígado o hepatitis son muy raras (<0.01%) y se resuelven con la discontinuación de metformina.
Contraindicaciones: Glafornil está contraindicada en pacientes con: lnsuficiencia renal aún si es moderada (deficiencia de la función renal con el aumento de niveles de creatinina en la sangre o disminución de la aclaración de la creatinina < 60 ml/min). lnsuficiencia hepática (deficiencia de la función del hígado). Enfermedad aguda o crónica que pueda causar hipoxia tisular, tales como: insuficiencia cardíaca o respiratoria, infarto del miocardio reciente, shock o colapso cardiovascular, cirugía mayor optativa, ver sección "Advertencias y Precauciones especiales de uso". Cetoacidosis diabética, precoma diabético. Embarazo. Hipersensibilidad conocida a metformina o cualquiera de los excipientes. Consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Condiciones agudas con potencial de alterar Ia función renal, tales como: Deshidratación. Infección severa. Shock. Administración intravascular de agentes de contraste yodados (ver Advertencias y precauciones especiales de uso).
Advertencias: Advertencia y precauciones especiales de uso: Las drogas hipoglicemiantes orales están indicadas en el tratamiento de Ia diabetes que comienza, no quetogénica, solo cuando Ia condición no puede ser controlada adecuadamente con dieta y reducción del exceso de peso solamente. A causa del aumento del riesgo cardiovascular que aparece asociado a las drogas hipoglicemiantes orales, estas drogas podrían ser usadas después de plena consideración de esta especial advertencia. Este producto no debe ser usado como tratamiento de Ia obesidad. Acidosis láctica: La acidosis láctica es una complicación metabólica poco frecuente, pero grave (alta mortalidad en ausencia de un tratamiento inmediato), que puede ocurrir debido a Ia acumulación de metformina. Los casos informados de acidosis láctica en pacientes en tratamiento con metformina han ocurrido principalmente en pacientes diabéticos con insuficiencia renal significativa. La incidencia de acidosis láctica puede y debiera reducirse al evaluar también otros factores de riesgo asociadas, tales como diabetes mal controlada, cetosis, ayuno prolongado, ingestión excesiva de alcohol, insuficiencia hepática y cualquier condición asociada con hipoxia. Diagnóstico: El riesgo de acidosis láctica debe ser considerado en el evento de signos no específicos, tales como calambres musculares con desórdenes digestivos, como dolor de estómago y astenia severa. La acidosis láctica se caracteriza par disnea acidósica, dolor abdominal e hipotermia seguidos de coma. Los hallazgos de laboratorio incluyen reducción del pH sanguíneo, niveles plasmáticos de lactato sobre 5 mmol/l y aumento en el intervalo aniónico y en Ia proporción lactato/piruvato. Si se sospecha de acidosis metabólica, metformina debiera discontinuarse y el paciente debiera ser hospitalizado inmediatamente. Función renal: Dado que metformina es excretada por los riñones, antes de iniciar el tratamiento se debieran determinar la depuración de la creatinina y, posteriormente, en forma regular: al menos anualmente en pacientes con función renal normal, al menos 2 a 4 veces al año en pacientes con depuración de la creatinina cerca de niveles más bajos de lo normal y en pacientes ancianos. La reducción de Ia función renal en ancianos es frecuente y asintomática. Se debería tener especial cuidado en situaciones en que se produzcan trastornos en Ia función renal, por ejemplo, al iniciar Ia terapia antihipertensiva con un diurético o al iniciar una terapia con una droga antiinflamatoria no esteroidal. Administración de agentes de contraste yodados: Dado que Ia administración intravascular de medios de contraste yodados en estudios radiológicos puede producir insuficiencia renal, metformina debiera discontinuarse 48 horas antes y no reinstituirse hasta transcurridas 48 horas, sólo después de reevaluar Ia función renal y considerarse normal. Cirugía: Mettormina clorhidrato debiera discontinuarse 48 horas antes de una cirugía electiva con anestesia general y no debiera reinstituirse antes de transcurridas 48 horas.
Precauciones: Embarazo y lactancia: Una diabetes no controlada durante el embarazo (gestacional o permanente) está asociada a un aumento en el riesgo de anormalidades congénitas. Estudios en animales no indican efectos perjudiciales con respecto a embarazo, desarrollo embrionario o fetal, desarrollo al momento del parto o post-natal. Una cantidad limitada de datos en relación al uso de metformina en mujeres embarazadas no indica un aumento en el riesgo de anormalidades congénitas. Sin embargo, cuando una paciente está planificando embarazarse o durante el embarazo, la diabetes no debería ser tratada con metformina, sino debería usarse insulina para mantener los niveles de glucosa en la sangre, lo más normales posible, con el objeto de reducir el riesgo de malformación fetal asociada a niveles anormales de glucosa en la sangre. La metformina es excretada en la leche para la lactancia de los humanos. No se observaron efectos adversos en la lactancia de recién nacidos/niños. Sin embargo, como hay disponibles sólo un limitado número de datos, no se recomienda la lactancia durante el tratamiento con metformina. Se debería tomar la decisión de discontinuar la lactancia o la metformina, tomando en consideración los beneficios de la lactancia, la importancia de la droga para la madre y el riesgo potencial de efectos adversos en el niño. Otras precauciones: Los pacientes debieran continuar siguiendo cualquier consejo que el doctor les haya dado, incluyendo alguna dieta baja en calorías para pacientes con sobrepeso. Los pacientes también deberían realizar algún ejercicio en forma regular. Los análisis de laboratorio regulares para el monitoreo de Ia diabetes debieran realizarse en forma periódica. Metformina en monoterapia nunca causa hipoglicemia, sin embargo, se recomienda tener precaución al utilizarla en combinación se usa combinada con insulina u otro antidiabético oral (ej. sulfonilureas o meglitinidas). Efectos en la habilidad de manejar y utilizar maquinaria: La monoterapia con Glafornil no causa hipoglicemia y, por lo tanto, no tiene efectos sobre la capacidad de manejar o utilizar maquinaria. Sin embargo, los pacientes deben ser alertados ante el riesgo de hipoglicemia cuando metformina se utiliza en combinación con otros agentes antidiabéticos (sulfonilureas, insulina, metlitinidas).
Interacciones Medicamentosas: Interacciones con otros productos medicinales y otras formas de interacción: Combinaciones no recomendadas: Alcohol: Mayor riesgo de acidosis láctica en caso de intoxicación alcohólica aguda, especialmente en el caso de: Ayuno o desnutrición, insuficiencia hepática. Evitar el consumo de alcohol o de medicamentos que contengan alcohol. Agentes de contraste yodados: La administración intravenosa de medios de contraste yodados puede producir insuficiencia renal, resultando en acumulación de metformina y riesgo de acidosis láctica. Metformina debe discontinuarse 48 horas antes de un análisis, y no reinstituirse antes de transcurridas 48 horas, sólo después de reevaluar la función renal y confirmar su normalidad. Asociaciones que requieren precaución en su uso: Los productos medicinales con actividad hiperglicemiante intrínseca (ejemplo, los glucocorticoides (ruta sistémica y local), beta-2-agonistas y diuréticos) Se debe informar al paciente y realizar un monitoreo de la glucosa sanguínea con mayor frecuencia, especialmente al inicio del tratamiento. En caso necesario, ajustar la dosis de la droga antidiabética durante la terapia con la otra droga y hasta su discontinuación. Los diuréticos, especialmente diuréticos de asa, pueden aumentar el riesgo de acidosis láctica debido a su potencial de disminución de la función renal. Los inhibidores de ECA pueden reducir los niveles de glucosa sanguínea. En caso necesario, ajustar la dosis de la droga antidiabética durante la terapia con la otra droga y hasta su discontinuación.
Sobredosificación: No se ha detectado hipoglicemia con dosis de metformina de hasta 85 g, aunque sí ha ocurrido acidosis láctica en dichas circunstancias. Una alta dosis o los riesgos concomitantes de metformina pueden causar acidosis láctica. Una acidosis láctica es una emergencia médica y debe ser tratada en un hospital. El método más efectivo es Ia hemodiálisis.
Presentaciones: Envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos de 500 mg. Envases conteniendo 30 y 60 comprimidos recubiertos de 850 mg. Envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos de 1000 mg.