BACTRIMEL

ROCHE

Sulfametoxazol
Trimetoprima

Antiinfecciosos de Uso Sistémico : Antibióticos : Sulfonamidas y Asociaciones

Composición: Cada ampolla de 5 ml, sólo para infusión I.V., contiene: Trimetoprima 80 mg; Sulfametoxazol 400 mg.
Acción Terapéutica: Sulfaterapia asociada bactericida.
Indicaciones: Infusión intravenosa: Bactrimel sólo debe prescribirse cuando, a juicio del médico, los beneficios del tratamiento sobrepasen a los riesgos; debe considerarse asimismo si sería conveniente utilizar un único agente antibacteriano eficaz. Dado que la sensibilidad in vitro de las bacterias a los antibióticos varía en función del lugar y del tiempo, a la hora de seleccionar el tratamiento antibiótico debe tenerse siempre en cuenta la situación local. Infecciones respiratorias y otitis: Agudización de una bronquitis crónica, cuando haya buenas razones para preferir la asociación TMP-SMZ a un solo antibiótico. Otitis media en niños cuando haya buenas razones para preferir la asociación TMP-SMZ a un solo antibiótico. Tratamiento y profilaxis (primaria y secundaria) de la neumonía por Pneumocystis carinii en adultos y niños. Infecciones urogenitales: Infecciones urinarias y chancroide. Infecciones gastrointestinales: Fiebre tifoidea, fiebre paratifoidea, shigelosis (cepas sensibles de Shigella flexneri y Shigella sonnei cuando esté indicado un tratramiento antibacteriano), diarrea del viajero por Escherichia coli enterotoxígena y cólera (como medida complementaria de la reposición hidroelectrolítica). Otras infecciones bacterianas: Infecciones por un amplio arco de gérmenes (administración posiblemente en combinación con la de otros antibióticos), por ejemplo: brucelosis, osteomielitis aguda o crónica, nocardiosis, micetoma, toxoplasmosis y blastomicosis sudamericana. Infusión intravenosa exclusivamente: Septicemia.
Posología: Infusión intravenosa: La administración parenteral de Bactrimel está indicada cuando no sea posible la vía oral, especialmente en las infecciones pre y postoperatorias por gérmenes sensibles como la fiebre tifoidea y la fiebre paratifoidea. Dosis habitual: Cuando no sea posible o no esté indicada la vía oral, puede practicarse la infusión I.V., previa dilución siempre con una solución adecuada. Dosis habitual para adultos y niños mayores de 12 años: 2 ampollas de 5 ml 2 veces al día (10 ml 2 veces al día), adecuadamente diluidas, por la mañana y por la noche. Dosis alta (casos especialmente graves): 3 ampollas de 5 ml 2 veces al día (15 ml 2 veces al día), por la mañana y por la noche. Niños hasta 12 años de edad: Para la dosis en niños. Duración del tratamiento: En general, sólo debe administrarse Bactrimel por vía parenteral mientras no sea posible por vía oral; la dosis habitual, no más de 5 días consecutivos, y la dosis máxima, no más de 3 días consecutivos. Modo de administración: Bactrimel ha de diluirse antes del uso. Para más información sobre soluciones para infusión e instrucciones acerca de la dilución. Neumonía por Pneumocystis carinii: Contra la neumonía por Pneumocystis carinii se recomienda administrar diariamente y por kg de peso hasta 20 mg de TMP y 100 mg de SMZ, repartidos en dosis iguales cada 6 horas, durante 14 días. Pacientes con nocardiosis: La dosis diaria recomendada para pacientes adultos con nocardiosis es de 480-640 mg de TMP y 2.400-3.200 mg de SMZ, durante un mínimo de 3 meses. Esta dosis ha de ajustarse a la edad, el peso, la función renal y la gravedad de la enfermedad del paciente. Se ha descrito una duración del tratamiento de 18 meses.
Presentaciones: Caja con 5 ampollas (infusión I.V. de 5 ml).