COAPROVEL 150/12.5 MG Comprimidos

SANOFI-AVENTIS

Hidroclorotiazida
Irbesartan

Aparato Circulatorio : Antihipertensivos
Aparato Genito-Urinario : Diuréticos

Composición: Cada comprimido contiene: Irbesartán 150 mg; Hidroclorotiazida 12.5 mg. Excipientes: Lactosa Monohidratada; Almidón de Maíz Pregelatinizado; Croscarmelosa Sódica; Celulosa Microcristalina; Oxido de Hierro Rojo y Amarillo; Estearato de Magnesio; Dióxido de Silicio Coloidal Hidratado c.s. Forma farmacéutica: Comprimidos color melocotón, biconvexo, de forma ovalada, con un corazón troquelado en una cara y el número 2775 y 2776 grabado en la otra cara para Coaprovel 150/12.5 mg.
Indicaciones: CoAprovel está indicado para el tratamiento de la hipertensión esencial. Puede ser utilizado solo o en combinación con otros agentes antihipertensivos (agentes bloqueadores beta adrenérgicos, agentes bloqueadores de canales de calcio de larga acción). CoAprovel puede ser también usado como terapia inicial en pacientes que probablemente requieran una terapia combinada con múltiples medicamentos para alcanzar las metas de presión arterial.
Propiedades: Características farmacológicas: Mecanismo de acción: CoAprovel es una asociación de 2 principios activos, irbesartán e hidroclorotiazida. El irbesartán pertenece al grupo de medicamentos conocidos como antagonistas de los receptores de la angiotensina-II. La angiotensina-II es una sustancia producida en el organismo que se une a los receptores de los vasos sanguíneos produciendo su contracción. Ello origina un incremento de la presión arterial. El irbesartán impide la unión de la angiotensina-II a estos receptores, relajando los vasos sanguíneos y reduciendo la presión arterial. La hidroclorotiazida pertenece al grupo de medicamentos llamados diuréticos tiazídicos, que aumentando la cantidad de orina eliminada, disminuye la presión arterial. Los 2 principios activos de CoAprovel actúan conjuntamente para lograr una disminución de la presión arterial más eficaz que la obtenida con cada uno de ellos por separado. Farmacocinética: La administración concomitante de hidroclorotiazida e irbesartán no tiene efecto sobre la farmacocinética del irbesartán. Absorción: El irbesartán y la hidroclorotiazida son 2 agentes oralmente activos y no requieren biotransformación para su actividad. Después de la administración oral de CoAprovel, la biodisponibilidad oral es de 60-80% y 5080% para el irbesartán y la hidroclorotiazida, respectivamente. El alimento no afecta la biodisponibilidad de las concentraciones plasmáticas de CoAprovel. Las concentraciones plasmáticas pico ocurren en 1.5 -2 horas después de la administración oral para el irbesartán y 1-2.5 horas para la hidroclorotiazida. Distribución: El irbesartán se une aproximadamente en un 96% a las proteínas plasmáticas, tiene una unión insignificante a los componentes celulares de la sangre. El volumen de distribución es de 53-93 litros (0.72-1.24 litros/kg). La hidroclorotiazida se une en un 68% a proteínas plasmáticas, y su volumen aparente de distribución es 0.831, 14 litros/kg. Metabolismo: Tras la administración oral o intravenosa de irbesartán marcado con C, el 80-85% de la radioactividad plasmática circulante se atribuye a irbesartán inalterado. Irbesartán se metaboliza en el hígado por la vía de la glucuronidación y oxidación. El principal metabolito circulante es el irbesartán glucurónido (aproximadamente el 6%). Irbesartán se oxida principalmente por el citocromo P450 isoenzima CYP2C9; la isoenzima CYP3A4 tiene un efecto despreciable. No es metabolizado por, ni induce substancialmente o inhibe la mayoría de las isoenzimas asociadas comúnmente con el metabolismo de los medicamentos (es decir, CYP1A1, CYP1A2, CYP2A6, CYP2B6, CYP2D6, o CYP2E1). Irbesartán no induce, ni inhibe la isoenzima CYP3A4. Eliminación: El irbesartán y sus metabolitos son excretados por las vías biliar y renal. Cerca del 20% de una dosis oral o intravenosa radioactiva de C irbesartán es recuperado en la orina y el resto en las heces. Menos del 2% de la dosis es excretada en orina como irbesartán sin cambios. La hidroclorotiazida no es metabolizada y es eliminada por los riñones. La vida media plasmática de la hidroclorotiazida está entre 5-15 horas. La vida media de eliminación terminal (t1/2) de irbesartán es 11-15 horas. La depuración total corporal de una dosis administrada de irbesartán es 157-176 ml/min, de los cuales 3.0-3.5 ml/min es depuración renal. El irbesartán presenta una farmacocinética lineal en el rango de dosis terapéutica. Las concentraciones estacionarias plasmáticas son alcanzadas dentro de los 3 días posteriores a la iniciación de un régimen de dosificación de una dosis diaria. Después de la administración de dosis únicas repetidas, se observa una acumulación plasmática limitada de irbesartán (<20%). Poblaciones especiales: Deterioro renal: En pacientes con deterioro renal (independiente del grado) y pacientes hemodializados, la farmacocinética del irbesartán no es alterada significativamente. El irbesartán no es removido por hemodiálisis. En pacientes con deterioro renal severo (depuración de creatinina <20 ml/min), se reportó que la vida media de eliminación de la hidroclorotiazida se incrementó a 21 horas. Deterioro hepático: En pacientes con insuficiencia hepática debido a cirrosis leve o moderada, la farmacocinética del irbesartán no se alteró significativamente. Ancianos: En sujetos mayores (65-80 años) de ambos sexos con función hepática y renal clínicamente normal, el ABC y las concentraciones plasmáticas pico (Cmax) de irbesartán son aproximadamente 20%-50%mayores que las observadas en sujetos más jóvenes (18-40 años). No relacionada con la edad, la vida media de eliminación es comparable. Se observó que no hay diferencias significativas relacionadas con la edad en el efecto clínico. El ABC para hidroclorotiazida fue elevado en el grupo de ancianos después de la administración consistente de múltiples dosis en consonancia con los datos publicados anteriormente. Género: En sujetos hipertensos de ambos sexos, se observaron concentraciones plasmáticas más altas en mujeres que en hombres (11-44%), después de una múltiple dosificación, en hombre y en mujeres no se presentaron diferencias en la acumulación o vida media de eliminación, en función del género no se han observado diferencias en el efecto clínico. Raza: En sujetos normotensos blancos y negros, la ABC y t1/2 de irbesartán son mayores en negros que en blancos (20-25%), los picos de concentración plasmática (Cmax) son esencialmente equivalentes.
Posología: En pacientes cuya presión arterial no está adecuadamente controlada con dosis de 300 mg de irbesartán 1 vez al día, puede administrárseles CoAprovel 300 mg/12.5 1 vez al día con o sin los alimentos. CoAprovel 150 mg/12.5 mg puede administrarse en pacientes que no están adecuadamente controlados con hidroclorotiazida o con irbesartán 150 mg en monoterapia. Pacientes que no responden adecuadamente a CoAprovel 150 mg/12.5 mg puede incrementárseles la dosis a CoAprovel 300 mg/12.5 mg ó 300mg/25 mg. Dosis mayores de 300 mg de irbesartán y 25 mg de hidroclorotiazida no están recomendadas. Cuando la presión arterial no se controla adecuadamente con CoAprovel solo, se puede agregar otro medicamento antihipertensivo (por ej. un agente beta-bloqueador o un agente bloqueador de los canales del calcio de larga acción). Terapia inicial: La dosificación inicial en el caso de terapia inicial con CoAprovel es 150 mg/12.5 mg 1 vez al día. La dosificación puede ser incrementada después de 1 a 2 semanas de terapia a un máximo de 1 comprimido de 300 mg/25 mg 1 vez al día según se requiera para controlar la presión sanguínea. Poblaciones especiales: Pacientes pediátricos: La seguridad y la eficacia en pacientes pediátricos no han sido establecidas. Ancianos: Generalmente no es necesaria la reducción de la dosis en pacientes ancianos. Pacientes con deterioro hepático: Por lo general no es necesario reducir la dosis en los pacientes con deterioro de la función hepática de grado leve a moderado. Debido al contenido de hidroclorotiazida, CoAprovel deberá ser administrado con precaución en pacientes con disfunción hepática severa (ver Advertencias, Alteraciones de la función renal y hepática). Pacientes con deterioro renal: Por lo general no es necesario reducir la dosis en los ancianos o en los pacientes con deterioro de la función renal de grado leve a moderado (depuración de creatinina >30 ml/min). Sin embargo, debido al contenido de hidroclorotiazida, CoAprovel no está recomendado en pacientes con deterioro renal severo (depuración de creatinina ³ 30 ml/min) (ver Advertencias, Alteraciones de la función renal y hepática). Pacientes de depleción del volumen intravascular: A los pacientes con depleción grave del volumen y/o con depleción de sodio, tales como aquellos tratados vigorosamente con diuréticos, se les debe corregir este trastorno antes de la administración de CoAprovel (ver Advertencias).
Efectos Colaterales: Experiencia clínica: Se ha evaluado la combinación de irbesartán e hidroclorotiazida en cuanto a la seguridad, en estudios clínicos con 2.750 sujetos aproximadamente, incluidos 1.540 pacientes hipertensos tratados por más de 6 meses y más de 960 pacientes tratados durante 1 año o más. Por lo general, los eventos adversos en los pacientes que recibieron CoAprovel fueron leves y transitorios y no tuvieron relación con la dosis. La incidencia de eventos adversos no estuvo relacionada con la edad, el género o la raza. En estudios clínicos placebo-controlados que incluyeron 898 pacientes tratados con irbesartán/hidroclorotiazida (duración usual del tratamiento de 2 a 3 meses), la descontinuación del tratamiento a causa de algún evento adverso clínico o de laboratorio fue de 3.6% para los pacientes tratados con irbesartán/hidroclorotiazida y de 6.8% para los pacientes tratados con placebo (p= 0.023). Eventos adversos a medicamentos (eventos adversos clínicos probablemente o posiblemente relacionados, o relacionados de manera incierta con la terapia) ocurrieron al menos el 1% de los pacientes tratados con irbesartán/hidroclorotiazida, irbesartán, hidroclorotiazida o con placebo, en los ensayos controlados que se muestran en la tabla a continuación: Otros eventos clínicos probablemente o posiblemente relacionados o con una relación incierta con el tratamiento que ocurrieron con una frecuencia de 0.5% a <1% y con una incidencia similar o ligeramente mayor en los pacientes tratados con irbesartán/hidroclorotiazida que en los pacientes tratados con placebo incluyen: diarrea, mareos (ortostático), enrojecimiento, cambios en la libido, taquicardia e inflamación de las extremidades. Ninguno de los eventos fue estadísticamente significativo diferente entre los pacientes tratados con irbesartán y los pacientes tratados con placebo. Reacciones adversas que ocurrieron con una incidencia de 0.5% a <1%, así como un ligero aumento en la incidencia en los pacientes tratados con monoterapia de irbesartán comparados con los pacientes tratados con placebo aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa, incluyeron: Anormalidades del ECG, prurito, dolor abdominal y debilidad en las extremidades. Otras reacciones adversas con interés clínico, con una frecuencia <0.5% y con un leve incremento de la incidencia en pacientes tratados con irbesartán/hidroclorotiazida al compararse con el grupo placebo, fueron hipotensión y síncope. Terapia inicial: Los eventos adversos en los estudios de hipertensión severa y moderada descritos abajo, son similares a los eventos adversos descritos en los estudios de hipertensión descritos anteriormente. En un estudio de hipertensión moderada (promedio PAD sedestación entre 90 y 110 mm Hg), los tipos e incidencia de eventos adversos reportados por los pacientes tratados con CoAprovel como terapia inicial fueron similares al perfil de eventos adversos en pacientes en monoterapia con irbesartán o HCTZ. No hubo casos reportados de síncope en el grupo de la terapia de combinación, y hubo un evento reportado en el grupo de la monoterapia con hidroclorotiazida. La incidencia de los eventos adversos predefinidos en CoAprovel, irbesartán y HCTZ, respectivamente, fueron los siguientes: 0.9%, 0% y 0% para la hipotensión, 3.0%, 3.8% y 1.0% para el mareo, el 5.5%, 3.8%, y 4.8% para el dolor de cabeza; 1.2% 0%, y 1.0% para la hiperkalemia, y 0.9%, 0% y 0% para hipokalemia. Las tasas de descontinuación debido a eventos adversos con el CoAprovel, irbesartán solo, y la HCTZ sola fueron de 6.7%, 3.8% y 4.8%. En un estudio de hipertensión severa (PAD sedestación ³ 110 mm Hg), el patrón general de eventos adversos reportados durante las 7 semanas de seguimiento, fue similar en pacientes tratados con CoAprovel como terapia inicial y en pacientes tratados con irbesartán como terapia inicial. Las incidencias de eventos adversos pre-especificados del CoAprovel e irbesartán, respectivamente, fueron: 0% y 0% para síncope; 0.6% y 0% para hipotension; 3.6% y 4.0% para mareo; 4.3% y 6.6% para dolor de cabeza; 0.2% y 0% para hipercalemia; y 0.6% y 0.4% para hipocalemia. Las tasas de descontinuación debido a eventos adversos para CoAprovel e irbesartán solo fueron de 2.1% y 2.2%, respectivamente. Experiencia post-comercialización: Así como con otros antagonistas de receptores de angiotensina II han sido reportados casos muy raros de reacciones de hipersensibilidad (angioedema, urticaria) con el irbesartán como monoterapia. Los siguientes eventos también han sido reportados en estudios post-comercialización, sin embargo, no se ha establecido una relación casual: Vértigo, astenia, hipercalemia, ictericia, mialgias, pruebas de funcionamiento hepático con niveles elevados, alteraciones en el funcionamiento renal incluyendo casos de falla renal en pacientes en riesgo. Otras eventos adversos (sin relación con el medicamento) reportadas con hidroclorotiazida sola incluyen: anorexia, irritación gástrica, diarrea, constipación, ictericia (ictericia intrahepática colestática) pancreatitis, sialadenitis, vértigo, parestesia, xantópsia, leucopenia, neutropenia/agranulocitosis, trombocitopenia, anemia aplásica, anemia hemolítica, reacción de fotosensibilidad, fiebre, urticaria, angeítis necrotizante (vasculitis, vasculitis cutánea), alteraciones respiratorias (incluyendo neumonía y edema pulmonar), reacción anafiláctica, necrosis epidermal tóxica, hiperglucemia, glucosuria, hiperuricemia, alteraciones de electrólitos (incluyendo hiponatremia e hipokalemia), disfunción renal, nefritis intersticial, espasmo muscular, debilidad, cansancio y visión borrosa transitoria.
Contraindicaciones: Coaprovel está contraindicado en pacientes que son hipersensibles a irbesartán, medicamentos derivados de las sulfonamidas (P. ej., tiazidas), o a cualquier otro componente de la formulación de CoAprovel. En general, la ocurrencia de reacciones de hipersensibilidad es más probable en pacientes con una historia de alergia o asma bronquial. Coaprovel está contraindicado en pacientes anúricos. No administrar Coaprovel concomitante con medicamentos que contiene aliskireno en pacientes con diabetes o insuficiencia renal moderada a severa (TFG < 60 ml/min/1.73 m2). No administrar Coaprovel concomitantemente con Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina (IECAs) en pacientes con nefropatía diabética.
Advertencias: Hipotensión Pacientes con depleción de volumen: CoAprovel raramente se ha asociado con hipotensión en los pacientes hipertensos que no tienen otros factores de riesgo para el desarrollo de hipotensión. Es posible que ocurra hipotensión sintomática, en los pacientes con depleción de sodio o de volumen por tratamientos prolongados con diuréticos, dietas en sal, diarrea o vómitos. La depleción de volumen y/o sodio debe corregirse antes de iniciar el tratamiento con CoAprovel. Las tiazidas pueden potenciar la acción de otros fármacos antihipertensivos (ver Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción). Morbilidad y mortalidad fetal/neonatal: Aunque no hay experiencia con CoAprovel en mujeres embarazadas, la exposición en el útero a los inhibidores de la ECA dados a las mujeres embarazadas durante el segundo y tercer trimestres, se ha reportado, que causa daño y muerte al feto en desarrollo. Así, como con cualquier medicamento que afecte directamente el sistema de renina-angiotensina-aldosterona, CoAprovel no debe ser usado durante el embarazo. Si el embarazo es detectado durante la terapia, CoAprovel debe ser suspendido lo antes posible. Las tiazidas cruzan la barrera placentaria y aparecen en la sangre del cordón umbilical. El uso rutinario de diuréticos en la mujer embarazada no es recomendable ya que puede causar un daño innecesario incluyendo ictericia neonatal, trombocitopenia y posiblemente otras reacciones adversas las cuales hayan ocurrido en el adulto. Alteraciones de la función hepática y renal: No se recomienda el uso de CoAprovel en pacientes con enfermedad renal severa (depuración de creatinina ³ 30 ml/min) (ver Contraindicaciones). La precipitación de azotemia asociada a hidroclorotiazida puede ocurrir en los pacientes con alteraciones de la función renal. CoAprovel debe ser utilizado con precaución en los pacientes con alteraciones de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, ya que alteraciones menores en el equilibrio hidroelectrolítico, pueden precipitar el desarrollo de coma hepático. Desequilibrio metabólico y electrolítico: Las tiazidas, incluyendo la hidroclorotiazida, pueden causar desequilibrio hidroelectrolítico (hipokalemia, hiponatremia y alcalosis hipoclorémica). Son signos que indican un desequilibrio hidroelectrolítico: sequedad de boca, sed, debilidad, letargo, adormecimiento inquietud, dolores musculares o calambres, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia y alteraciones gastrointestinales como náuseas o vómitos. Sin embargo, la hipokalemia puede desarrollarse cuando diuréticos tipo tiazidas, son usados solos, especialmente con dosis altas. En forma concomitante con irbesartán, se reduce la frecuencia de hipokalemia inducida por diuréticos. El riesgo de hipokalemia es mayor en pacientes con cirrosis hepática, en pacientes con aumento de la diuresis, en pacientes que reciben una ingesta inadecuada de electrolitos y en pacientes en tratamiento concomitante con corticoesteroides o ACTH. Por lo contrario, debido al componente de Co Aprovel irbesartán puede aparecer hiperkalemia, especialmente en presencia de insuficiencia renal y/o fallo cardíaco y diabetes mellitus. La deficiencia de cloro es generalmente moderada y usualmente no requiere de tratamiento. La excreción de calcio disminuye con las tiazidas, lo cual puede causar una elevación intermitente o ligera del calcio sérico. Una hipercalcemia marcada sugiere la posibilidad de un hiperparatiroidismo. Las tiazidas deben ser descontinuadas antes de llevar a cabo pruebas de función paratiroidea. Las tiazidas han demostrado incrementar la excreción urinaria de magnesio, lo cual podría resultar en una hipomagnesemia. En ciertos pacientes que reciben terapia con tiazidas podría presentarse hiperuricemia, pudiendo precipitar la posibilidad de un ataque agudo de gota. Los requerimientos de insulina en pacientes diabéticos puede incrementarse y la diabetes mellitus latente pudiera manifestarse durante la administración de tiazidas. Incrementos de los niveles séricos de colesterol y triglicéridos pueden presentarse en la terapia con tiazidas, sin embargo, pudieran presentarse efectos mínimos o leves en dosis de 12.5 mg de hidroclorotiazida contenidos en la formulación del CoAprovel. El monitoreo de diversos parámetros de laboratorio pudiera ser necesario en pacientes en riesgo de desarrollar alteraciones hidroelectrolíticas. Lupus eritematoso sistémico (LES): La exacerbación o activación del LES ha sido reportado durante el uso de diuréticos tipo tiazidas. Miopía aguda y glaucoma secundario agudo de ángulo estrecho: La sulfonamida o medicamentos derivados de la sulfonamida pueden causar una reacción idiosincrática, que resulte en miopía transitoria y glaucoma agudo de ángulo estrecho. Mientras que hidroclorotiazida es una sulfonamida, solo casos aislados de glaucoma agudo de ángulo estrecho sin una asociación causal definida han sido reportados con la hidroclorotiazida. Síntomas que consisten en la aparición aguda de la disminución de la agudeza visual o dolor ocular típicamente ocurren dentro de las primeras horas a semanas de la iniciación del medicamento. Un glaucoma agudo de ángulo estrecho sin tratamiento puede conducir a una pérdida permanente de la visión. El tratamiento primario es descontinuar la toma del medicamento, tan pronto como sea posible. Un tratamiento médico o quirúrgico puede ser considerado, si la presión intraocular permanece sin control. Los factores de riesgo para desarrollar glaucoma agudo de ángulo estrecho pueden incluir una historia de alergia a la sulfonamida o la penicilina. Estenosis valvular aórtica y mitral, cardiomiopatía hipertrófica obstructiva: como sucede con otros vasodilatadores, se recomienda especial precaución en pacientes con estenosis aórtica o mitral, o con cardiomiopatía hipertrófica obstructiva. Aldosteronismo primario: los pacientes con aldosteronismo primario generalmente no responden al tratamiento con medicamentos antihipertensivos que actúan por inhibición del sistema renina-angiotensina. Por lo tanto no se recomienda el uso de CoAprovel. Control de dopaje: la cantidad de hidroclorotiazida que contiene este medicamento puede ocasionar resultados falso positivos en el control de dopaje. Estenosis de la arteria renal-hipertensión renovascular: existe un mayor riesgo de hipotensión grave e insuficiencia renal cuando los pacientes que presentan estenosis bilateral de la arteria renal o estenosis de la arteria renal en riñón único funcionante se tratan con inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina o con antagonistas de los receptores de angiotensina II. Aunque esto no se ha descrito con CoAprovel, puede preverse un efecto similar. Insuficiencia renal y trasplante renal: cuando se utiliza CoAprovel en pacientes con insuficiencia renal, se recomienda realizar controles periódicos de los niveles séricos de potasio, creatinina, y ácido úrico. No existe experiencia con la administración de CoAprovel en pacientes recientemente sometidos a trasplante renal. CoAprovel no debe administrarse en pacientes con insuficiencia renal grave. En pacientes con deterioro de la función renal puede producirse uremia asociada a la utilización de diuréticos tiazídicos.
Precauciones: Bloqueo dual del sistema renina angiotensina aldosterona (SRAA) con medicamentos que contienen aliskireno: El bloqueo dual del SRAA al combinar CoAprovel con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAs) o con aliskireno, no se recomienda ya que aumenta el riesgo de hipotensión, hipercalemia, y cambios en la función renal. El uso de CoAprovel en combinación con aliskireno está contraindicado en pacientes con diabetes mellitus o disfunción renal (TFG < 60 ml/min/1.73 m2). El uso de CoAprovel en combinación con IECAs está contraindicado en pacientes con nefropatía diabética. General: Como consecuencia de la inhibición del sistema renina-angiotensina-aldosterona se pueden esperar cambios en la función renal de los individuos susceptibles durante la terapia con CoAprovel. En los pacientes cuya función renal depende de la actividad del sistema renina-angiotensina-aldosterona (por ej. pacientes hipertensos con estenosis de la arteria renal de uno o de ambos riñones, o pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva grave), el tratamiento con otros fármacos que afectan este sistema se ha asociado con oliguria y/o azotemia progresiva y (raramente) con insuficiencia renal aguda y/o muerte. La posibilidad de efectos similares con el uso de antagonistas de los receptores de angiotensina II incluyendo CoAprovel no se puede excluir. Los efectos antihipertensivos de los diuréticos tiazídicos pueden ser incrementados en pacientes post-simpatectomizados. Embarazo: Cuando se detecta el embarazo se debe suspender CoAprovel tan pronto como sea posible (véase Advertencias: morbilidad y mortalidad fetal/neonatal). Lactancia: Irbesartán se excreta en la leche de las ratas que amamantan. No se sabe si irbesartán o sus metabolitos se excretan en la leche humana. La hidroclorotiazida es excretada en la leche humana. Las tiazidas en dosis elevadas causantes de diuresis intensas pueden inhibir la producción de leche. El uso de CoAprovel durante la lactancia no es recomendado. Se debe tomar la decisión de interrumpir la lactancia o suspender la administración del fármaco, tomando en consideración la importancia del tratamiento de la madre con CoAprovel y el riesgo potencial para el bebé. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: Los efectos del CoAprovel en la habilidad para manejar vehículos de motor o el uso de maquinaria, no han sido estudiados, pero en base a sus propiedades farmacodinámicas, CoAprovel no afecta estas habilidades. Sin embargo, cuando se manejan vehículos o se operan maquinarias, deben tenerse en cuenta los mareos ocasionales que pudieran ocurrir durante el tratamiento de la hipertensión. Este producto contiene lactosa. Pacientes con raros problemas hereditarios de intolerancia a la galactosa, la deficiencia de lactasa o mala absorción de glucosa-galactosa no deben tomar este medicamento.
Interacciones Medicamentosas: Con base en la información in vitro, no es de esperarse que ocurran interacciones con fármacos cuyo metabolismo es dependiente de las isoenzimas del citocromo P450, CYP1A1, CYP1A2, CYP2A6, CYP2B6, CYP2D6, CYP2E1 o CYP3A4. Irbesartán es metabolizado principalmente por CYP2C9, sin embargo, durante los estudios clínicos de interacciones no se observaron interacciones farmacodinámicas significativas cuando se administró irbesartán en forma concomitante con warfarina (un fármaco metabolizado por CYP2C9). El irbesartán no afecta la farmacocinética de digoxina o simvastatina. La farmacocinética de irbesartán no se afecta por la administración concomitante de nifedipino o de hidroclorotiazida. La combinación de Coaprovel con medicamentos que contienen aliskiren está contraindicada en pacientes con diabetes mellitus o daño renal severo (TFG<60ml/min/1.73 m2) y no es recomendado en otros pacientes. Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAs): El uso de CoAprovel en combinación con IECAs está contraindicado en pacientes con nefropatía diabética y no se recomienda su uso en otros pacientes. Con base en la experiencia con el uso de otros fármacos que afectan el sistema renina-angiotensina, la administración de diuréticos ahorradores de potasio, suplementos de potasio o substitutos de sal que contienen potasio u otros medicamentos que puedan incrementar la potasemia con irbesartán, puede causar incremento del potasio sérico pudiendo ser severo, por lo que se requiere un estrecho seguimiento del potasio sérico. La terapia concurrente con hidroclorotiazida puede reducir la frecuencia de este efecto. Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) incluyendo inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2 (Inhibidores COX-2): En pacientes ancianos, con depleción de volumen (incluyendo aquellos con terapia de diuréticos), o con compromiso de la función renal, coadministración de AINEs, incluyendo inhibidores selectivos de COX-2, con antagonistas de los receptores de angiotensina II, incluyendo irbesartán, puede resultar en un deterioro de la función renal, incluyendo una posible falla renal aguda. Estos efectos son usualmente reversibles. Se requiere una vigilancia periódica de los pacientes que reciben irbesartán y AINEs. El efecto antihipertensivo de los antagonistas de los receptores de angiotensina II, incluyendo irbesartán, puede ser atenuado por los AINEs, incluyendo los inhibidores selectivos COX-2. Alcohol, barbitúricos o narcóticos: Puede ocurrir potenciación de hipotensión ortostática inducida por diuréticos tiazídicos. Medicamentos antidiabéticos (orales e insulina): Las tiazidas pueden elevar los niveles de glucosa en sangre, por lo tanto un ajuste en la dosis de los agentes antidiabéticos puede ser necesario. Medicamentos antigotosos: Pueden ser necesarios ajustes de la dosis de los medicamentos antigotosos, ya que la hidroclorotiazida puede elevar el nivel del ácido úrico sérico. Los glucósidos cardíacos (ej. digoxina) y otros fármacos antiarrítmicos (ej. sotalol): Diuréticos que inducen hipokalemia pueden acentuar arritmias cardíacas. Sales de calcio: Los diuréticos tiazídicos pueden incrementar los niveles séricos de calcio debido a la disminución de la excreción. Si se prescribe calcio, o medicamentos movilizadores de calcio (Vit.D), se deben monitorear los niveles séricos de calcio y en consecuencia ajustar la dosis de calcio. La resina de colestiramina y clorhidrato de colestipol: Pueden retrasar o disminuir la absorción de hidroclorotiazida. CoAprovel debe ser tomado al menos 1 hora antes o 4 horas después de la administración de estos medicamentos. Litio: Los medicamentos diuréticos disminuyen la depuración renal del litio e incrementan el riesgo de toxicidad. La coadministración con CoAproveldebe realizarse con precaución y se recomienda un monitoreo frecuente de los niveles séricos de litio. Inhibidores de la síntesis endógena de prostaglandinas (por ej.: AINES): En algunos pacientes, la administración de estos agentes puede reducir los efectos de los diuréticos tiazídicos. Otros diuréticos y medicamentos antihipertensivos: El componente tiazida de CoAprovel puede potenciar la acción de otros fármacos antihipertensivos, especialmente fármacos bloqueadores adrenérgicos ganglionares o periféricos. La hidroclorotiazida puede interactuar con diazóxido y deben monitorearse la glucosa sanguínea, los niveles séricos de ácido úrico y la presión sanguínea. Fármacos empleados durante la cirugía: Los efectos de relajantes musculares no depolarizantes, preanestésicos y anestésicos (por ej.: tubocurarina) pueden ser potenciados por la hidroclorotiazida. El ajuste de la dosis puede ser necesario. Estos deben ser administrados en dosis reducidas y si es posible retirar la hidroclorotiazida 1 semana antes de la cirugía. Carbamazepina: El uso concomitante de carbamazepina e hidroclorotiazida ha sido asociado con riesgo de hiponatremia sintomática. Los electrolitos deben ser vigilados durante el uso concomitante. Si es posible, otra clase de diuréticos debe ser usada. Fármacos que modifican el potasio: el efecto depletor de potasio de la hidroclorotiazida es atenuado por el efecto ahorrador de potasio de irbesartán. Sin embargo, el efecto de la hidroclorotiazida sobre el potasio sérico es posible que se potencie con otros fármacos asociados con la pérdida de potasio y la hipokalemia (ej.: otros diuréticos kaliuréticos, laxantes, anfotericina, carbenoxolona, penicilina G sódica). Por el contrario, dada la experiencia con la utilización de otros medicamentos que bloquean el sistema renina-angiotensina, la utilización concomitante de diuréticos ahorradores de potasio, suplementos de potasio, sustitutos de la sal que contengan potasio u otros medicamentos susceptibles de incrementar los niveles séricos de potasio (por ej.: heparina sódica) pueden producir elevaciones de potasio sérico. Se recomienda monitorización adecuada de potasio sérico en pacientes de riesgo.
Sobredosificación: Signos y síntomas: Los signos y síntomas más comúnmente observados en adultos expuestos a la hidroclorotiazida son los causados por depleción electrolítica (hipokalemia, hipocloremia, hiponatremia) resultando en deshidratación por diuresis en exceso. Si un glucósido cardíaco (ej. digoxina) u otro fármaco antiarrítmico (ej. sotalol) han sido administrados, la hipokalemia puede acentuar la arritmia cardíaca. El grado en el cual la hidroclorotiazida puede ser removida por hemodiálisis aún no ha sido establecido. Manejo: La experiencia con adultos expuestos a dosis hasta de 900 mg/día por 8 semanas no reveló toxicidad. No se dispone de información específica acerca del tratamiento de la sobre dosificación con CoAprovel. Se debe hacer un monitoreo estrecho del paciente, y el tratamiento debe ser sintomático y de soporte incluyendo líquidos y reemplazo de electrolitos. Las medidas sugeridas incluyen la inducción del vómito y/o el lavado gástrico. Irbesartán no se remueve del organismo con la hemodiálisis.
Conservación: Recomendaciones de almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30 ºC y en lugar seco.