SOMNO XR

SAVAL EUROLAB

Zolpidem

Sistema Nervioso Central : Hipnóticos

Composición: Cada comprimido recubierto de liberación prolongada contiene: Zolpidem Tartrato 12.5 mg. Excipientes c.s.
Acción Terapéutica: Hipnótico no benzodiazepínico.
Indicaciones: Somno XR está indicado para el tratamiento del insomnio caracterizado por dificultad en conciliar y/o mantener el sueño para una terapia de 2 a 3 semanas.
Propiedades: Propiedades farmacológicas: Zolpidem es un hipnótico no benzodiacepínico de la clase de las imidazopiridinas, no relacionado estructuralmente con los barbitúricos, benzodiacepinas u otras drogas con propiedades hipnóticas. Mecanismo de acción: Zolpidem interactúa con el complejo de receptor GABA-BZ y comparte algunas de las propiedades farmacológicas de las benzodiazepinas. En contraste con las benzodiazepinas, que no se unen selectivamente y activan todos los subtipos del receptor de BZ, zolpidem in vitro se une al receptor BZ1 preferentemente con una relación de alta afinidad de las subunidades a 1/ a 5. Esta unión selectiva de zolpidem al receptor BZ1 no es absoluta, pero puede explicar la ausencia relativa de los efectos miorrelajantes y anticonvulsivantes en estudios con animales, así como la preservación del sueño profundo (fases 3 y 4) en estudios en humanos de zolpidem tartrato a dosis hipnóticas. Perfil farmacocinético: Absorción: Zolpidem tartrato de liberación prolongada exhibe características de absorción bifásica, que resulta en una rápida absorción inicial desde el tracto gastrointestinal similar al zolpidem tartrato de liberación inmediata, por tanto, proporciona concentraciones plasmáticas extendidas tras 3 horas después de la administración. Distribución: La unión a proteínas totales fue de 92.5 ± 0.1% y se mantuvo constante, independientemente de la concentración entre 40 y 790 ng/ml. Metabolismo: Zolpidem se convierte en metabolitos inactivos que se eliminan principalmente por excreción renal. Excreción: Cuando zolpidem tartrato de liberación prolongada se administró en una dosis única de 12.5 a varones adultos sanos, la vida media de eliminación de zolpidem fue de 2.8 horas (rango: 1.62 a 4.05 h). Un estudio del efecto de los alimentos comparó la farmacocinética de zolpidem tartrato de liberación prolongada 12.5 mg cuando se administra en ayunas o dentro de 30 minutos a individuos sanos después de una comida. Los resultados demostraron que con los alimentos, la media de AUC y Cmáx se redujo en 23% y 30%, respectivamente, mientras que el Tmáx medio se incrementó de 2 horas a 4 horas. La vida media no se modificó. Estos resultados sugieren que, para conciliar el sueño más rápido, Somno® XR no debe ser administrado con o inmediatamente después de una comida. Poblaciones especiales: Pacientes geriátricos: La dosis de Somno® XR en pacientes ancianos es de 6.25 mg para minimizar los efectos adversos relacionados con el rendimiento cognitivo y/o dificultad motora y sensibilidad inusual al uso de sedantes/hipnóticos drogas. Insuficiencia hepática: No se han llevado a cabo estudios en pacientes con daño hepático con zolpidem de liberación prolongada. La administración de dosis de zolpidem de liberación inmediata a pacientes con insuficiencia hepática crónica originó concentraciones plasmáticas y áreas bajo la curva 2 y 5 veces, respectivamente, en relación a lo observado en pacientes sanos. El tiempo de vida media en estos pacientes también se vio incrementado. En consecuencia, la dosis debiera ser modificada en los pacientes con insuficiencia hepática. Deterioro renal: No se han llevado a cabo estudios en pacientes con deterioro renal con zolpidem de liberación prolongada. La farmacocinética de zolpidem en pacientes con insuficiencia renal en etapa terminal (ClCr = 6.5 ± 1.5 ml/min) sometidos a hemodiálisis 3 veces por semana, no evidenciaron diferencias estadísticamente significativas en cuanto a la Cmáx, Tmáx, tiempo de vida media y área bajo la curva. Zolpidem no es hemodializable. No se observó acumulación del medicamento. No se requiere ajuste de dosis en pacientes con función renal alterada. Sin embargo, como precaución general, estos pacientes deben ser estrechamente monitorizados.
Posología: Vía de administración: oral. Dosis: según prescripción médica. La dosis de Somno® XR debe ser individualizada. Se debe usar la menor dosis efectiva para cada paciente. La dosis inicial recomendada para zolpidem de liberación prolongada, tanto en hombres como mujeres, es de 6.25 mg tomado sólo 1 vez por noche, inmediatamente antes de acostarse a dormir, con al menos 7-8 horas de sueño antes de despertarse. La dosis total de zolpidem liberación prolongada no debe exceder 12.5 mg, 1 vez al día antes de dormir. Somno® XR comprimidos de liberación prolongada deben tragarse enteros y no se deben dividir, aplastar o masticar. El efecto de Somno® XR puede ser retrasado o disminuido por la ingestión con o inmediatamente después de una comida. Poblaciones especiales: Debido a que los pacientes ancianos o debilitados o aquellos con insuficiencia hepática, pueden ser especialistas sensibles al efecto de zolpidem, en ellos debe preferirse el uso de la formulación inmediata o convencional. Niños: En ausencia de información, zolpidem no debe ser indicado en población pediátrica menor de 18 años de edad. Uso con depresores del SNC: Puede ser necesario un ajuste de la dosis cuando Somno® XR se combina con otros fármacos depresores del sistema nervioso central debido a los efectos aditivos potenciales. Se debe aconsejar a los pacientes no tomar Somno® XR cuando se bebe alcohol. Al igual que con todos los hipnóticos, no se recomienda el uso prolongado de zolpidem de liberación prolongada y un período de tratamiento no debería exceder las tres (3) semanas. Si la extensión de este período fuese necesaria, se debe reevaluar la condición del paciente.
Efectos Colaterales: Los eventos adversos más comúnmente observados son: trastornos visuales, cefalea, somnolencia, mareos, trastornos de la memoria (deterioro de la memoria, amnesia, amnesia anterógrada), cambios en la atención, ansiedad, retardo psicomotor, desorientación, náuseas, constipación, mialgias, calambres musculares, cervicalgia, dorsalgia, fatiga. Particularmente en algunos eventos adversos a nivel del SNC y gastrointestinales existe relación con la dosis. Los eventos asociados más comúnmente con la discontinuación del tratamiento son somnolencia y mareos.
Contraindicaciones: Somno® XR está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a zolpidem tartrato o a cualquiera de los componentes inactivos en la formulación. Se han observado reacciones de anafilaxis y angioedema.
Precauciones: Se deben identificar las causas del insomnio siempre que sea posible y tratar los factores subyacentes antes de prescribir un hipnótico. Si después del tratamiento durante 7-14 días el insomnio no remite, esto puede indicar la presencia de un desorden primario físico o psiquiátrico, y se debería derivar el paciente a un especialista. Diagnósticos comórbidos: Debido a que las alteraciones del sueño pueden ser la primera manifestación clínica de un trastorno físico y/o psiquiátrico, el tratamiento sintomático del insomnio debe iniciarse sólo después de una cuidadosa evaluación del paciente. El empeoramiento del insomnio, la aparición de pensamientos o comportamiento anormal del paciente pueden indicar la presencia de un trastorno psiquiátrico o físico no reconocido. Se han descrito casos similares en algunos pacientes tratados con fármacos sedantes/hipnóticos, incluyendo zolpidem. Reacciones anafilácticas y anafilactoides: Casos raros de angioedema de lengua, glotis o laringe se han reportado en pacientes tratados con sedantes hipnóticos, incluyendo zolpidem, incluso después de tomar la primera dosis. En algunos casos los pacientes han experimentado síntomas adicionales, tales como disnea, obstrucción de la garganta, náuseas y vómitos, síntomas que sugieren que se trata de un caso de anafilaxia. Algunos pacientes han requerido tratamiento médico en el servicio de urgencias. Si se produce angioedema de garganta, glotis o laringe, la obstrucción de vía aérea puede producirse y llegar a ser fatal. Los pacientes que lleguen a desarrollar angioedema después de la administración de zolpidem no deben volver a ser tratados con el medicamento. Pensamientos anormales y cambios de comportamiento: Se han reportado pensamientos anormales y/o cambios en el comportamiento de los pacientes tras el uso de sedantes/hipnóticos. Algunos de estos cambios pueden estar caracterizados por disminución de las inhibiciones en el SNC (por ejemplo, agresividad y extroversión), similares a los efectos producidos por el alcohol y otros depresores del SNC. Se han reportado alucinaciones visuales y auditivas así como comportamiento bizarro, agitación y despersonalización. Comportamientos complejos como "conducir dormido" (es decir, conducir sin estar totalmente despierto después de la ingestión de un sedante-hipnótico, con amnesia del evento) se ha reportado con el tratamiento con sedantes-hipnóticos, incluyendo zolpidem. Estos eventos pueden ocurrir tanto en los pacientes que toman sedantes-hipnóticos por primera vez, como en aquellos que ya poseen experiencia con este tipo de medicamentos. Aunque conductas como "conducir dormido" se pueden producir tras la administración de zolpidem sólo a dosis terapéuticas, el uso de zolpidem con alcohol, con otros depresores del SNC, o usar zolpidem en dosis superiores a las recomendadas, puede aumentar el riesgo de experimentar estos comportamientos. Debido al riesgo para el paciente y la comunidad, la interrupción de Zolpidem debería considerarse seriamente para pacientes que refieren un episodio de "conducir dormido". Otros comportamientos complejos (como preparar y comer alimentos, hacer llamadas telefónicas, o tener relaciones sexuales) también se han reportado en pacientes que no están totalmente despiertos después de haber ingerido un hipnótico-sedante. Al igual que lo que pasa con "conducir dormido", los pacientes no suelen recordar estos acontecimientos. Amnesia, ansiedad y otros síntomas neuropsiquiátricos pueden aparecer de manera impredecible. En pacientes deprimidos principalmente, se han reportado casos de empeoramiento de la depresión, incluyendo pensamientos y acciones suicidas (incluidos los suicidios), tras el tratamiento con sedantes-hipnóticos. Rara vez se puede determinar con certeza si un caso particular de comportamiento anormal, como el antes mencionado, es inducido por algún medicamento, es espontáneo en su origen, o es el resultado de un trastorno físico o psiquiátrico subyacente. Sin embargo, la aparición de cualquier nuevo signo o comportamiento de preocupación requiere una evaluación médica inmediata. Retiro abrupto del medicamento: A raíz de una rápida disminución de la dosis o la interrupción abrupta del tratamiento con sedantes hipnóticos, se han reportado signos y síntomas similares a los asociados con la retirada de otros fármacos depresores del SNC. La suspensión del tratamiento con fármacos sedantes/hipnóticos produce signos y síntomas de abstinencia tras una interrupción brusca. Estos síntomas reportados van desde disforia leve e insomnio a un síndrome de abstinencia que pueden incluir calambres abdominales y musculares, vómitos, sudoración, temblores y convulsiones. Efecto depresor y desajuste psicomotor por efecto residual del día siguiente: Zolpidem, al igual que otros medicamentos hipnóticos, tiene efecto depresor del sistema nervioso central (SNC). La administración conjunta de este medicamento con otros depresores del SNC (ej.: benzodiazepinas, opioides, antidepresivos tricíclicos, alcohol) aumenta el riesgo de depresión del SNC. Se deberá ajustar la dosis si el paciente recibe otros depresores del SNC en forma concomitante por el efecto potencialmente aditivo. No se recomienda administrar zolpidem con otros hipnótico/sedantes para dormir o en medio de la noche. El efecto del fármaco puede ser lento si se ingiere con las comidas o inmediatamente después de comer. Zolpidem, al igual que otros medicamentos para tratar el insomnio, puede reducir la capacidad de estar alerta a la mañana siguiente de su uso, afectando las habilidades para realizar funciones en las que se debe estar muy alerta, como el conducir un vehículo, operar maquinarias y otras actividades que requieren atención. Se ha comprobado que las mujeres son especialmente susceptibles, ya que su organismo elimina el Zolpidem en forma más lenta que los hombres. Poblaciones especiales: Uso en ancianos y/o pacientes debilitados: Alteraciones en la motricidad y/o deterioro en el rendimiento cognitivo después de la exposición repetida o hipersensibilidad al uso de sedantes-hipnóticos es una preocupación en el tratamiento de las personas mayores y/o pacientes debilitados. Por lo tanto, la dosis recomendada en estos pacientes es de 6.25 mg para disminuir la posibilidad de efectos adversos. Estos pacientes deben ser estrechamente monitorizados. Uso en pacientes con enfermedades concomitantes: La experiencia clínica con zolpidem de liberación prolongada en pacientes con enfermedades sistémicas concomitantes es limitada. Se recomienda precaución en el uso de zolpidem de liberación prolongada en pacientes con enfermedades o condiciones que podrían afectar el metabolismo o las respuestas hemodinámicas. Aunque no hay evidencia de efectos depresores respiratorios a las dosis hipnóticas recomendadas en sujetos normales o en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), sí se observó una reducción en el índice total de despertares junto con una reducción en la saturación de oxígeno y el aumento en los tiempos de desaturación de oxígeno por debajo del 80% y 90% en los pacientes con apnea del sueño leve a moderada cuando han sido tratados con zolpidem de liberación inmediata. Los sedantes-hipnóticos tienen la capacidad de deprimir la respiración, se deben tomar precauciones si zolpidem de liberación prolongada se prescribe en pacientes con compromiso de la función respiratoria. En la experiencia de post-comercialización se han notificado casos de insuficiencia respiratoria, la mayoría de los cuales incluyeron pacientes con insuficiencia respiratoria preexistente. Zolpidem de liberación prolongada debería utilizarse con precaución en pacientes con síndrome de apnea del sueño o miastenia gravis. Los datos en pacientes con insuficiencia renal terminal tratados repetidamente con zolpidem de liberación inmediata, no demostraron acumulación del fármaco o alteraciones en los parámetros farmacocinéticos. No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal, sin embargo se recomienda estrecha monitorización. Los datos en pacientes con insuficiencia hepática revelaron que el tiempo de vida media se prolonga en este grupo de pacientes, por lo tanto, el tratamiento debe iniciarse con zolpidem de liberación prolongada 6.25 mg en pacientes con compromiso hepático, y deben ser estrechamente monitorizados. Uso en pacientes con depresión: Como pasa con otros fármacos sedantes-hipnóticos, zolpidem de liberación prolongada se debe administrar con precaución en pacientes con signos o síntomas de depresión. Tendencias suicidas pueden estar presentes en estos pacientes y por ende se deben tomar las medidas de protección que sean necesarias. En este grupo de pacientes es más común una sobredosis intencional, por lo tanto, la menor cantidad de fármaco que sea factible debe ser prescrito para el paciente. Uso en pacientes pediátricos: La seguridad y la eficacia de zolpidem de liberación prolongada no se ha establecido en pacientes pediátricos. Embarazo y lactancia: Embarazo: Embarazo categoría C. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Zolpidem de liberación prolongada debería utilizarse durante el embarazo sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto. Complicaciones neonatales: No se han realizado estudios en niños para evaluar los efectos de la exposición prenatal al zolpidem, sin embargo, han sido reportados casos de depresión respiratoria severa neonatal cuando zolpidem se utiliza al final del embarazo, especialmente cuando se toma con otros depresores del SNC. Los niños nacidos de madres que toman sedantes-hipnóticos pueden tener un cierto riesgo de síntomas de abstinencia durante el período post-natal. Se ha observado flaccidez neonatal también en los bebés nacidos de madres que recibieron fármacos sedantes-hipnóticos durante el embarazo. Lactancia: Zolpidem se excreta en la leche materna. Estudios realizados en madres que dan de mamar, indican que la vida media de zolpidem es similar a la de sujetos normales (2.6 ± 0.3 horas). El efecto del zolpidem en el lactante no se conoce. Se debe tener precaución cuando se administra zolpidem a una madre que da de mamar. Carcinogénesis, mutagénesis, alteración de la fertilidad: Carcinogénesis: Zolpidem fue administrado a ratones y ratas durante 2 años en dosis de 4, 18 y 80 mg base/kg. En ratones, estas dosis son aproximadamente de 2.9 y 40 veces la dosis máxima recomendada en humanos de 12.5 mg/día (10 mg de zolpidem base) basado en mg/m2. En ratas, estas dosis fueron aproximadamente de 4, 18 y 80 veces la dosis máxima recomendada en humanos en base a mg/m2. No hubo evidencia de potencial carcinogénico en ratones. En ratas, se observaron tumores renales (lipoma, liposarcoma) a medianas y altas dosis. Mutagénesis: Zolpidem fue negativo en los ensayos in vitro de mutación inversa en bacterias, de linfoma de ratón y de aberraciones cromosómicas; de la misma forma dio negativo en las pruebas in vivo de micronúcleos de ratón y en los ensayos genéticos de toxicología. Deterioro de la fertilidad: La administración oral de zolpidem a ratas (en dosis de 4, 20 y 100 mg/kg, aproximadamente 4, 20 y 100 veces la dosis máxima recomendada en humanos) antes y durante el apareamiento, y en hembras la administración continuó hasta el día 25 después del parto, dando lugar a irregularidades del ciclo estral y prolongados intervalos precoitales. La dosis sin efecto para estos hallazgos es aproximadamente 20 veces la dosis diaria máxima recomendada en humanos. No hubo alteración de la fertilidad en cualquiera de las dosis ensayadas.
Interacciones Medicamentosas: Zolpidem puede producir efectos aditivos si se administra con otros medicamentos depresores del sistema nervioso central. La combinación de imipramina con zolpidem no produjo ninguna interacción farmacocinética más que una disminución del 20% en los niveles máximos de imipramina, pero hubo un efecto aditivo en la disminución del estado de alerta. De la misma forma, clorpromazina en combinación con zolpidem no produjo ninguna interacción farmacocinética, pero hubo un efecto aditivo de disminución del estado de alerta y el rendimiento psicomotor. Un estudio con haloperidol y zolpidem no demostró efectos del haloperidol sobre la farmacocinética o la farmacodinamia de zolpidem. Se demostró un efecto aditivo sobre el rendimiento psicomotor entre el alcohol y el zolpidem. Estudios de interacción de dosis única de zolpidem 10 mg y 20 mg de fluoxetina en voluntarios varones no demostraron ninguna interacción farmacocinética o farmacodinámica clínicamente significativas. En estudios de dosis múltiples de zolpidem y fluoxetina que fueron evaluados en mujeres sanas, el único cambio significativo fue un aumento del 17% en la vida media de zolpidem. No hubo evidencia de un efecto aditivo en el rendimiento psicomotor. Algunos compuestos que inhiben CYP3A pueden aumentar la exposición a zolpidem. El efecto de los inhibidores de otras enzimas P450 no se ha evaluado cuidadosamente. Después de 5 dosis consecutivas nocturnas de zolpidem 10 mg en presencia de sertralina 50 mg en voluntarios sanos de sexo femenino, la farmacocinética de sertralina y N-desmetilsertralina no se vieron afectadas por zolpidem. Se debe tener precaución cuando se administra ketoconazol con zolpidem y se debería considerar la posibilidad de utilizar una menor dosis de zolpidem cuando ketoconazol y zolpidem se administran juntos. Los pacientes deben ser advertidos que el uso de zolpidem de liberación prolongada con ketoconazol puede aumentar los efectos sedantes. Otras drogas: En un estudio que involucró combinaciones de cimetidina/zolpidem y ranitidina/zolpidem no se observó efectos de interacción de los fármacos sobre la farmacocinética o la farmacodinamia de zolpidem. Zolpidem no tuvo efecto sobre la farmacocinética de la digoxina y no afectó el tiempo de protrombina cuando se administra con warfarina en sujetos normales. Pruebas de laboratorio clínico: No se conocen interacciones de zolpidem con las pruebas de laboratorio clínico usadas comúnmente. Datos clínicos indican que zolpidem no tiene reacción cruzada con benzodiazepinas, barbitúricos, opiáceos, cocaína, cannabis, anfetaminas o en pruebas de orina-droga estándar. Abuso y dependencia: Los sedantes/hipnóticos como zolpidem tienen riesgo de generar dependencia física y psicológica; este riesgo aumenta con la dosis y la duración del tratamiento y es mayor en pacientes con antecedentes de trastornos psiquiátricos y/o abuso de alcohol o drogas. Por ello se aconseja ejercer una cuidadosa vigilancia sobre estos pacientes. Si se ha producido dependencia física, la terminación abrupta del tratamiento puede acompañarse de síntomas de abstinencia. No existen datos disponibles que entreguen información precisa que estime la incidencia de la dependencia durante el tratamiento con las dosis recomendadas. Zolpidem es una sustancia sujeta a control de psicotrópicos.
Sobredosificación: Informes post-comercialización de sobredosis con zolpidem, solo o en combinación con otros agentes depresores del SNC, han reportado alteración de la conciencia desde la somnolencia hasta el coma, compromiso cardiovascular y/o compromiso respiratorio incluso con resultados fatales. Tratamiento recomendado: Se deben tomar las medidas generales sintomáticas y de soporte junto con lavado gástrico inmediato cuando sea apropiado. Se administrarán soluciones intravenosas cuando sea necesario. La administración de flumazenil puede ser considerada cuando se observen síntomas graves. Sin embargo, la administración de flumazenil puede contribuir a la aparición de síntomas neurológicos (convulsiones). Como en todos los casos de sobredosis, es conveniente tomar las medidas habituales de precaución: vigilancia de los parámetros cardio respiratorios, y monitoreo de otros signos si es necesario. Hipotensión y depresión del SNC deben ser monitoreados y tratados médicamente. Luego de una sobredosis con zolpidem, se deben retirar otras drogas sedantes aun cuando ocurra excitación. Zolpidem no es dializable.
Conservación: Almacenar a no más de 30° C.
Presentaciones: Estuche conteniendo 30 comprimidos bicapa recubiertos.