PREBICTAL Cápsulas

TECNOFARMA

Pregabalina

Sistema Nervioso Central : Anticonvulsivantes Antiepilépticos

Composición: Prebictal 75: Cada cápsula de 75 mg contiene: Pregabalina 75 mg. Excipientes: Lactosa, Almidón de Maíz, Polividona, Talco, Gelatina, Dióxido de Titanio, Óxido de Hierro Negro, Óxido de Hierro Rojo, Óxido de Hierro Amarillo. Prebictal 150: Cada cápsula de 150 mg contiene: Pregabalina 150 mg. Excipientes: Lactosa, Almidón de Maíz, Polividona, Talco, Gelatina, Dióxido de Titanio.
Acción Terapéutica: Antiepiléptico.
Indicaciones: Dolor neuropático: Indicada para el tratamiento del dolor neuropático en adultos. Epilepsia: Indicada como terapia coadyuvante de convulsiones parciales, con o sin generalización secundaria en pacientes a partir de los 12 años de edad. Trastorno de ansiedad generalizada (TAG) en adultos. Fibromialgia: Pregabalina está indicada para el manejo del síndrome de fibromialgia.
Propiedades: Acción (farlacología y/o terapéutica a los modos de acción del medicamento en el hombre): Acción farmacológica: La pregabalina es un nuevo fármaco que ha demostrado, en ensayos clínicos, eficacia en el tratamiento de la epilepsia parcial y del dolor neuropático periférico. Actualmente se está investigando en los trastornos de ansiedad y la fibromialgia. La pregabalina es un análogo estructural, aunque no funcional, del neurotransmisor ácido gammaaminobutírico (GABA). Actúa como un ligando de la subunidad alfa2-delta ( · 2 · ), proteína asociada a los canales de calcio-voltaje dependientes. Al modular estos canales se produce una reducción de la entrada de calcio en las terminaciones nerviosas, con una reducción en la liberación de varios neurotransmisores excitadores, incluyendo glutamato, noradrenalina y sustancia P, siendo este mecanismo el sugerido para explicar las propiedades analgésicas, antiepilépticas y ansiolíticas del fármaco. La pregabalina es inactiva en los receptores GABAA y GABAB y no altera la producción ni la degradación del GABA. Es un aminoácido soluble en agua. Se absorbe bien, distribuyéndose por todos los tejidos con un volumen de distribución que se aproxima al total del agua del cuerpo. Los estudios in vitro sobre metabolismo con citosol, microsomas y hepatocitos demuestran que la pregabalina prácticamente no se metaboliza. La pregabalina no muestra afinidad por los receptores asociados a los mecanismos de acción de otros fármacos usados en el tratamiento del dolor o de la epilepsia, sugiriendo que actúa por un nuevo mecanismo. Es también muy interesante constatar que la pregabalina, aun a dosis altas, no bloquea totalmente los canales del calcio ni la liberación de transmisores, lo que tiene implicaciones importantes en cuanto a su seguridad y toxicidad aún en casos de sobredosificación. La unión, tanto de gabapentina como de pregabalina, a los receptores · 2 · de otros órganos como hígado, riñón, pulmón, bazo y corazón es 30 veces menor que en el cerebro, por lo que los efectos sobre los canales del calcio en estos órganos serán mínimos a dosis terapéuticas. Por otro lado, sabemos que la unión de la pregabalina a los receptores · 2 · en el cerebro es de 12 a 18 veces mayor que la de la gabapentina, lo que explicaría la mayor eficacia demostrada tanto en modelos animales como en los ensayos clínicos. La evidencia sugiere que la pregabalina presenta una estructura similar en algunos aspectos con el GABA, pero no está relacionada funcionalmente con el mismo y por lo tanto su mecanismo de acción no está mediado por el sistema gabaérgico. Esto puede tener consecuencias clínicas importantes, ya que al poseer un mecanismo de acción diferente sobre la excitabilidad neuronal a la de otros fármacos antiepilépticos, con un mecanismo de acción más tradicional sobre la transmisión gabaérgica, podría ser más efectiva en aquellos dolores donde estos fármacos han sido poco resolutivos. La falta de interacciones con los sistemas gabaérgicos, particularmente la no elevación de los niveles de GABA en el nervio óptico, puede explicar por qué la pregabalina no muestra toxicidad retiniana no de nervio óptico. Destino en el organismo (farmacocinética): Absorción: Buena absorción siguiendo a la administración oral. Su biodisponibilidad es de un 90 >- %. Independientemente de la dosis el promedio de absorción se encuentra disminuido cuando se administra con alimentos resultando en una disminución de la C max de un 25 a un 30% y una aumento de la T max de aproximadamente 3 horas. No obstante la administración de pregabalina conjuntamente con alimentos no presenta ningún efecto clínicamente significativo sobre la absorción del producto. Distribución: Volumen de distribución (Vol d)-0.56 l/kg. En estudios preclínicos pregabalina atraviesa la barrera hematoencefálica en ratones, ratas y monos, atraviesa la placenta en ratas y está presente en la leche de ratas lactantes Unión proteica: Pregabalina no se une a las proteínas plasmáticas. Biotransformación: La pregabalina sufre un metabolismo insignificante en humanos. En un estudio con pregabalina marcada el 98% de la radioactividad recogida en la orina procedía de pregolina inalterada. Vida media: La vida media de eliminación en sujetos con función renal normal es de 6.3 h. Es necesario un ajuste de dosis en pacientes con la función renal alterada. Concentración pico: Los valores de concentración máxima plasmática y los AUC aumentan linealmente con respecto a la dosis. El estado estable se logra entre las 24 y la 48 h siguiendo a una administración continua. Eliminación: Renal: aproximadamente en un 98% en forma no modificada y 0.9% como su mayor metabolito, el derivado n- metilado de la pregabalina. Clearance: 67 a 80 ml/min en sujetos jóvenes sanos. La pregabalina se remueve del plasma por hemodiálisis (en una sesión de hemodiálisis de 4 horas las concentraciones de pregabalina se reducen en un 50%). Farmacocinética en grupos especiales: Sexo: El sexo no influencia sobre la farmacocinética de la pregabalina. Alteraciones de la función renal: El clearance de la pregabalina es directamente proporcional al clearance de la creatinina. Dado que la eliminación por vía renal es la principal de la pregabalina en pacientes con insuficiencia renal es necesario reducir la dosis. Alteraciones de la función hepática: No se han realizado estudios en este grupo de pacientes. Teniendo en cuenta que el metabolismo hepático no es significativo es de presumir que la alteración de la función hepática no modifica las cifras plasmáticas de la pregabalina. Pacientes mayores de 65 años: Debido a la disminución de la función renal que puede presentarse con el aumento de la edad, podría requerirse una disminución de la dosis.
Posología: El rango de dosis es de 150 mg a 600 mg/día, dividiendo su administración en 2 ó 3 tomas. Dolor neuropático: Dosis de inicio:150 mg/día. En función de la respuesta y tolerabilidad individual, la dosis se puede incrementar hasta 300 mg/día después de 3 a 7 días, y si fuese necesario, hasta una dosis máxima de 600 mg/día transcurridos otros 7 días. Epilepsia: Dosis de inicio: 150 mg/día. En función de la respuesta y tolerabilidad individual, la dosis se puede incrementar hasta 300 mg/día después de 7 días, y si fuese necesario, hasta una dosis máxima de 600 mg/día transcurridos otros 7 días. Trastorno de ansiedad generalizada: El tratamiento se puede comenzar con una dosis de 150 mg al día, de acuerdo a la evolución del paciente y la tolerabilidad se puede elevar la dosis a 300 mg al día después de 1 semana. Tras 1 semana adicional la dosis puede elevarse a 450 mg. Después de otra semana adicional la dosis máxima aconsejada es de 600 mg al día. Fibromialgia: Se ha demostrado que pregabalina en dosis de 300 a 600 mg/día es efectivo para el manejo del síndrome de fibromialgia. La administración deberá comenzar a 75 mg 2 veces por día (150 mg/día) y deberá aumentar a 150 mg 2 veces al día (300 mg/día) en 1 semana con base en la eficacia y la tolerabilidad. Los pacientes que no obtengan suficientes beneficios con 300 mg/día pueden tener un aumento adicional a 225 mg 2 veces al día (450 mg/día). Si se necesita, con base en la tolerancia individual, la dosis se puede aumentar a 300 mg 3 veces al día (600 mg/día). Interrupción del tratamiento: Si se quiere interrumpir el tratamiento con pregabalina esto se deberá hacer en forma gradual durante un período mínimo de 1 semana. Pacientes con alteración de la función renal: En pacientes con disminución de la función renal deberá disminuirse la dosis en función del clearance de creatinina. Clearance de creatinina > de 60 ml por minuto: 150, 300, 600 mg al día divididos en 2 ó 3 tomas. Clearance de creatinina = a 30-60 ml por minuto: 75, 150, 300 mg divididos en 2 ó 3 tomas. Clearance de creatinina = a 15-30 ml por minuto: 25-50, 75, 150 mg/día como 1 sola dosis diaria o dividido en 2 dosis. Clearance de creatinina < de 15 ml por minuto: 25,25-50, 75 mg/día como una sola dosis diaria. En pacientes que se encuentren bajo diálisis la dosis de pregabalina debe justarse sobre la base de la función renal. Inmediatamente después de las 4 horas de diálisis debe adicionarse a la dosis diaria una dosis adicional. Pacientes con una dosis simple de 25 mg: la dosis de suplemento debe se de 50 a 75 mg. Pacientes con una dosis simple de 75 mg: la dosis de suplemento debe ser de 100 a 150 mg. Pacientes con una alteración hepática: No requieren ajuste de dosis. Niños y adolescentes de (de 12 a 17 años de edad): No se han demostrado la seguridad y la eficacia de la pregabalina en niños menores de 12 años ni en adolescentes. No se recomienda su uso en niños. Ancianos (mayores de 65 años): Es posible una disminución de la dosis de pregabalina debido a la disminución de la función renal.
Efectos Colaterales: Las más frecuentes reacciones adversas presentadas fueron mareos y somnolencia. En general todas las reacciones adversas han sido leves o moderadas y cedieron con la discontinuación del tratamiento. Reacciones adversas que tuvieron una incidencia superior al placebo ordenadas por sistema y frecuencia. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Raras: Neutropenia. Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Frecuentes: Aumento del apetito. Pocos frecuentes: Anorexia. Raras: Hipoglucemia. Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Euforia, confusión, disminución de la libido, irritabilidad. Pocos frecuentes: Despersonalización, anorgasmia, inquietud, depresión, agitación, cambios del humor, exacerbación del insomnio, estado de ánimo depresivo, dificultad para encontrar palabras, alucinaciones, sueños extraños, aumento de la libido, ataques de pánico, apatía. Raras: Desinhibición, estado de ánimo elevado. Trastornos del sistema nervioso:Muy frecuentes: Mareos, somnolencia. Frecuentes: Ataxia, alteraciones en la atención, coordinación anormal, deterioro de la memoria, temblor, disartria, parestesias. Poco frecuentes: Trastorno cognitivo, hipoestesia, defecto del campo visual, nistagmo, trastornos del habla, mioclonía, hiporreflexia, discinesia, hiperactividad psicomotora, mareo postural, heperestesia, ageusia, sensación de ardor, temblor intencional, estupor, síncope. Poco frecuentes: Hipocinesia, parosmia, disgrafia. Trastornos oculares: Frecuentes: Visión borrosa, diplopía. Poco frecuentes: Trastornos visuales, sequedad ocular, edema ocular, disminución de la agudeza visual, dolor ocular, astenopia, epífora. Raras: Fotopsia, irritación ocular, midriasis, osciliopsia, percepción profunda visual alterada, pérdida de la visión periférica, estrabismo, brillo visual. Trastornos del oído y del laberinto: Frecuentes: Vértigo. Raras: Hiperacusia. Trastornos cardíacos: Pocos frecuentes: Taquicardia. Raras: Bloqueo auriculoventricular de primer grado, taquicardia sinusal, arritmia sinusal, bradicardia sinusal. Trastornos vasculares: Poco frecuentes: Rubor, sofocos. Raras: Hipotensión, frío periférico, hipertensión. Trastornos respiratorios, toráxicos y mediastínicos: Poco frecuentes: Disnea, sequedad nasal. Raras: Nasofaringitis, tos, congestión nasal, epistaxis, rinitis, ronquidos, opresión en la garganta. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: Sequedad de boca, constipación, vómitos, flatulencia. Pocos frecuentes: Distensión abdominal, hipersecreción salival, enfermedad de reflujo gastroesofágico, hipoestesia oral. Raras: Ascitis, disfagia, pancreatitis. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Poco frecuentes: Sudoración, erupción papular. Raras: Sudor frío, urticaria. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Poco frecuentes: Espasmo muscular, edema articular, calambres musculares, mialgia, artralgia, lumbalgia, dolor en las extremidades, rigidez muscular. Raras: Espasmo cervical, cervicalgia, rabdomiolisis. Trastornos renales y urinarios: Poco frecuentes: Disuria, incontinencia urinaria. Raras: Oliguria, insuficiencia renal. Trastornos del aparato reproductor y de las mamas: Frecuentes: Disfunción eréctil. Poco frecuentes: Retraso en la eyaculación, disfunción sexual. Raras: Amenorrea, dolor de mamas, secreción mamaria, dismenorrea, hipertrofia mamarias. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Frecuentes: Fátiga, edema periférico, sensación de embriaguez, edema, marcha anormal. Poco frecuentes: Astenia, caídas, sed, opresión en el pecho. Raras: Dolor exacerbado, ansarca, pirexia, escalofríos. Exploraciones complementarias: Frecuentes: Aumento de peso. Poco frecuentes: Aumento de la alanina aminotransferasa, aumento de la creatinfosfoquinasa plasmática, aumento de la aspartato aminotransferasa, disminución del número de plaquetas. Raras: Aumento de la glucemia, aumento de la creatinina plasmática, reducción de la potasemia, reducción de peso, reducción del número de leucocitos.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del producto.
Advertencias: Como ocurre con todos los medicamentos antiepilépticos, en pacientes con severos desordenes convulsivos debe disminuirse la dosis gradualmente durante 1 semana como mínimo para evitar la producción de convulsiones.
Precauciones: Precauciones en el uso: Los pacientes diabéticos que ganen peso durante el tratamiento con la pregabalina, pueden precisar un ajuste de la medicación hipoglucemiante. El tratamiento con la pregabalina se ha asociado a mareos y somnolencia, lo cual podría incrementar el riesgo de caídas en ancianos. No existen datos suficientes sobre la utilización de la pregabalina en mujeres embarazadas. No se recomienda la lactancia materna durante el tratamiento con la pregabalina. En algunos pacientes se han observados síntomas de retiro de la medicación con pregabalina en tratamientos tanto al corto como al mediano plazo. Se han comunicado en estos casos los siguientes síntomas: insomnio, cefaleas, náuseas, diarrea, síndrome gripal, nerviosismo, depresión, dolor, sudoración y mareos. El paciente debe ser informado sobre estas eventualidades antes de iniciar el tratamiento.
Sobredosificación: Síntomas y tratamiento de dosis excesivas: No se han comunicado reacciones adversas no esperadas con dosis mayores que las terapéuticas. No hay antídoto específico para la pregabalina. El tratamiento debe ser sintomático y de sostén. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano.
Presentaciones: Envases conteniendo 28 cápsulas por 75 mg y 150 mg respectivamente.