La miel y sus derivados, nos han acompa├▒ado por siglos, siendo recomendado su consumo de generación en generación, desde nuestros abuelos hasta hoy. La naturaleza se expresa en este tipo de alimentos, fruto del trabajo de la abeja y su colmena.