...

...600 222 4000

 

Puerperio: cambios que puedes experimentar luego del parto.

Compártelo Facebook Twitter

Conoce lo qué es el puerperio

El puerperio es el periodo que comienza con el nacimiento del bebé y se prolonga por varias semanas luego del parto. Son aproximadamente seis meses los que demora el organismo de una madre en volver a su estado normal. Incluso, algunos especialistas dicen que este periodo se puede prolongar, esto se debe a que los cambios emocionales que sufre la mujer se siguen experimentando hasta un año después.

Los cambios hormonales tras dar a luz son muy variados y se manifiestan de forma física como también psicológica. Entre estos cambios se encuentran el aumento de vellosidad, los cambios en la texturas y oleosidad del cabello, también cambios en la piel e incluso aumento o pérdida de peso. Al mismo tiempo están ocurriendo alteraciones emocionales y es importante no despreocuparse. 

Los cambios físicos y cómo neutralizarlos

Uno de los cambios más comunes en este periodo se puede ver reflejado en la piel. El estrógeno que aumentó durante el embarazo ahora está con niveles bastante bajos, por lo que la piel se puede sentir un poco seca y apagada. Pero no todo está perdido, por suerte existen cremas y tratamientos que darán un aspecto de piel saludable. También es importante el llevar una alimentación abundante en vitamina A y C, por lo que se recomienda consumir cítricos y también grasas de animal como la mantequilla o los lácteos, y por supuesto ¡no te olvides de beber agua! Todas estas precauciones ayudarán en la síntesis del colágeno de tu piel. 

Otro cambio importante es el que sufre el cabello y es lo que más preocupada a las mujeres. El cambio en la cantidad de estrógeno que se libera hará que el pelo se caiga. Los dos primeros meses son lo que más asustan y luego de este periodo la caída debería estancarse. Al que igual que con la piel, hay productos naturales que pueden ayudarte con esta situación y que por supuesto, no afectarán en amamantamiento ya que son especiales para esta etapa. 

Cambios emocionales y cómo enfrentarlos

El cansancio extremo y el abrumarse por situaciones cotidianas serán algo muy común en este periodo. Esto se debe a los problemas de sueño, las responsabilidades nuevas y toda la atención que requiere este nuevo integrante de la familia. Ser madre no es fácil, el bebé requiere de mucho cuidado, los días se vuelven eternos y es muy fácil el sentirse triste. Las ganas de llorar aumentan sin motivo aparente, y si estos síntomas no desaparecen es necesario que pidas ayuda, porque la depresión post parto no es algo divertido de vivir. Eres mujer y no tienes porqué convertirte en una madre perfecta. Lo que puedes hacer es dar lo mejor de ti, siempre tomando conciencia de tus tiempos para descansar y por sobre todo hablar de cómo te sientes. 

Ser madre es algo hermoso y durante el puerperio estás conociéndote en una nueva etapa de tu vida, también estás conociendo a otro ser humano. Es importante que sepas que esto un proceso por el cual tienes pasar y que debes tomar las precauciones necesarias para que las consecuencias del parto no te afecten en un futuro. Lleva una alimentación balanceada, porque el cuerpo y los cambios hormonales te lo agradecerán. Conversar y expresarte es una de las mejores formas para  atravesar este momento y que la maternidad se sienta bien.