Cosmética o dermocosmética ¿Existe alguna diferencia?

Compártelo

¡Por supuesto! Aún cuando ambos aportan a mejorar el aspecto de nuestra piel, los dermocosméticos también generan cambios sustanciales en la estructura de ésta.

 

Con frecuencia escuchamos sobre productos de belleza cosméticos o dermocosméticos, pensando que su única diferencia es que algunos se aplican en el rostro y otros en el resto del cuerpo. Sin embargo, sí la existe y no tiene que ver con la zona en donde los apliquemos. Si bien ambos tipos se utilizan para embellecer la piel, los dermocosméticos incluyen los conocimientos de la dermatología para el cuidado y bienestar de ésta.

Paula Molina, química farmacéutica de Farmacias Ahumada, precisa las diferencias; “los productos cosméticos sólo consiguen disimular, resaltar u ocultar aspectos visibles de la piel, pero no son capaces de penetrar en el estrato más profundo de ésta para actuar de forma efectiva en las células, lo que sí hacen los dermocosméticos, ya que tienen grandes capacidades reconstructivas y actúan sobre tejidos más profundos de la dermis”.

La dermocosmética está conformada por productos que contienen ingredientes activos, cuya eficacia se ha demostrado con investigaciones científicas. “Son productos con ingredientes bioactivos que tienen beneficios médicos, penetrando las capas más profundas de la piel, generando cambios estructurales en ésta. Están basados en principios dermatológicos, donde se realizan pruebas para garantizar sus funciones terapéuticas o curativas”, indica la farmacéutica. Por su parte, los productos cosméticos no alteran la función o la estructura de la piel, basando su función en limpiar, embellecer o cambiar el color de alguna parte del cuerpo.

Por esta razón es que existe una gran variedad de dermocosméticos específicos para cada tipo de piel (y que también incluyen el cuidado de pelo y uñas), ya que consideran reacciones alérgicas u otras patologías de la piel, siendo capaces de actuar bajo condiciones como la hiperpigmentación o el acné, entre otras.

De hecho, los especialistas recomiendan el uso de productos dermocosméticos cuyos ingredientes estén considerados en la lista Reach, proyecto de la comunidad científica internacional que controla y estudia los productos químicos, además de analizar la exposición a éstos, considerando que de acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), existen muchos ingredientes en cosméticos que aún no se han testeado – sólo lo han hecho 1200 por sobre los 12 mil que existen-.

En este sentido, la facultativa comenta que la dermocosmética y la dermofarmacia –la rama que estudia y desarrolla también estos productos-, han significado un gran avance para el cuidado, salud y bienestar de la piel. “El hecho de que contengan propiedades terapéuticas y estén libres de toxinas agresivas, los tornan la mejor solución para problemas de la dermis, aportando a la belleza de los usuarios y pacientes”.

Por último, la facultativa recomienda que antes de utilizar cualquiera de estos productos, cosméticos o dermocosméticos, se consulte con un especialista, en particular aquellas personas que enfrentan problemas o tienen alguna patología en la piel. “Es la forma en que se obtendrán resultados más efectivos y de forma segura”, finalizó.

 
Search engine powered by ElasticSuite