Higiene dental y salud ¿qué tienen que ver?

Compártelo

Salud bucal

Mantener nuestra boca sana es de suma importancia, no solo para mantener una buena presentación personal, sino que para tener una buena salud en general, ya que varias enfermedades y afecciones crónicas se producen por el mal cuidado de la higiene bucal, es por eso que cuidar nuestros dientes es de suma importancia si lo que buscas es sentirte bien, así que te contamos qué hacer y cómo prevenir. 

Cuando hablamos de los cuidados de la salud y el cuerpo, se tiende a dejar de lado los cuidados bucales, ya que se percibe más como un tema estético que sanitario, pero ¿sabías que existe una relación directa entre salud bucal y enfermedades crónicas? Esto se debe a la propagación de bacterias y gérmenes desde la boca a diferentes partes del cuerpo mediante el torrente sanguíneo, lo que puede llevar a importantes complicaciones a nivel cardiaco e inmunológico.

¿Qué tipo de problemas me puede causar un mal cuidado bucal?

 

La placa acumulada en las encías te pone en riesgo, incluso si no presentas inflamaciones, ya que una infección no tratada como la gingivitis pueden adherirse a los vasos sanguíneos sin que te des cuenta, aumentando el riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Algunos factores de riesgo a considerar

 

Es necesario tener en consideración que muchas enfermedades crónicas influyen en la salud bucal y viceversa, es por esto que hay personas que deben tener especial cuidado, como aquellas que padecen de cáncer y han recibido quimioterapia o radioterapia, ya que tienen más dificultad para renovar sus células bucales, provocando úlceras al igual que los pacientes de VIH que suelen presentar lesiones en sus encías, además de sangrado espontáneo o candidiasis, lo que está asociado a bajas funciones inmunológicas.

La diabetes también se convierte en un factor de riesgo para el inicio, avance y severidad de la periodontitis, es por esto que así como ellos deben tener un cuidado importante con sus hábitos alimenticios y heridas, también es fundamental que tengan una buena higiene bucal diaria y controles regulares con su dentista.

¿Cómo prevenir?

Una buena rutina de higiene bucal cepillando tus dientes al menos dos veces al día y los exámenes dentales regulares son la mejor manera de protegerte contra el desarrollo de la enfermedad de las encías, pero además te dejamos algunos tips para que consideres:

  • Usa alguna pasta dental que contenga fluoruro, ya que esta ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y caries. Si no estás muy seguro de cuál usar, consultalo con tu dentista o alguno de nuestros químicos farmacéuticos.
  • Utiliza enjuagues bucales. Si tiene una enfermedad de las encías, utiliza alguno que contenga clorhexidina o hexetidina, tu dentista puede aconsejarte cuál puede ser el más adecuado para ti.
  • ¡No más cigarrilos! Fumar es un gran factor de riesgo para desarrollar enfermedad de las encías.
  • Hazte chequeos regulares. Tu dentista puede detectar los signos tempranos de alguna enfermedad dentales y así comenzar un tratamiento adecuado para ayudarte.

 

¿Con qué frecuencia debo hacerme un chequeo dental?

Si tienes una buena higiene bucal, una buena salud en general y no has tenido alguna enfermedad en las encías, debes revisarte con tu dentista mínimo una vez al año. Si ya has tenido algun episodio anterior de infección en las encías, eres fumador o sufres de alguna patología como diabetes o tienes un sistema inmunitario debilitado, considera hacerte chequeos más seguidos indicados por tu dentista.

Por último, recuerda que así como algunas enfermedades se relacionan con afecciones cardiacas, las intervenciones odontológicas también pueden generar riesgos, es por eso que si estás siguiendo un tratamiento anticoagulante prescrito por un cardiólogo, debes informarlo a tu dentista para abordar un tratamiento dental y periodontal adecuado.