Cuida tu diabetes en invierno

Compártelo

Los diabéticos no pueden bajar la guardia en invierno y por eso te enseñaremos estos simples cuidados, para mantener controlada una enfermedad silenciosa y que puede generar complicaciones si no tomamos las precauciones necesarias en esta época del año.

¡Llegó el invierno! Amado por muchos, odiado por otros. Pese a ello no podemos negar que las bajas temperaturas hacen del invierno una de las estaciones más complejas del año, debido al surgimiento de varias enfermedades y no solo respiratorias, ya que el frío puede ser un factor de riesgo para personas diabéticas. 

Pero ¿por qué sucede esto?

Cuando sentimos frío, el cuerpo busca mantener una temperatura corporal cálida, comenzamos a temblar para producir calor obtenido del tejido adiposo generado por la cantidad de azúcar, además el cuerpo buscará elevar la glucosa para mantener la temperatura, afectando directamente a pacientes diabéticos, de hecho en invierno es cuando más casos de diabetes se diagnostican, por esta razón, se deben tener cuidados especiales con estos pacientes durante el invierno y aquí te dejamos algunos tips que puedes considerar si padeces esta enfermedad o conoces a alguien que le pueda ayudar. .

¡Muévete!

En invierno pasamos mucho más tiempo dentro de casa, pese a ello no olvides hacer actividad física, esto ayudará a controlar tu temperatura interna, evitando una mayor producción de glucosa en ti.

Ojo con el consumo de bebidas calientes

Cuando tenemos frío, dan ganas de beber algo caliente como un chocolate, pero éstas pueden afectar significativamente los niveles de azúcar en tu sangre, sobre todo si se trata de bebidas chocolatadas, así que opta por bebidas sin azúcar o trata de reemplazarlas por un té u otras opciones más saludables.

No descuides tus pies

Las bajas temperaturas pueden afectar la sensibilidad de tus pies, es por eso que es necesario cuidarte de heridas, raspaduras o irritaciones. Procura usar zapatos y/o botas adecuadas que no te aprieten, además de aplicar lociones humectantes con regularidad.

No olvides controlar tu glucosa

Es importante que revises constantemente estos niveles, para evitar una hiperglicemia que pueda traer consecuencias fatales. No olvides calentar tus manos antes de hacer estas mediciones, para no modificar los resultados de la muestra.

¿Ya te vacunaste?

El sistema inmunológico se ve afectado por resfríos y gripes, además que para el cuerpo es más complejo manejar los niveles de azúcar en la sangre cuando está combatiendo este tipo de cuadros, por lo que es fundamental vacunarse.

Mantente hidratado

Sabemos que cuesta beber más líquido en esta época, pero una forma de evitar una mayor concentración de azúcar en la sangre es hidratarse constantemente para limpiar el exceso de glucosa mediante la orina.